Actualidad

El escepticismo sobre el caso de Debanhi no debe minimizar la alerta de desapariciones de mujeres en México

Creer que el caso de Debanhi es falso es normalizar la oleada de desapariciones de mujeres en México

Han pasado dos semanas desde que Debanhi Escobar fue reportada como desaparecida y aún no hay señal de ella. La joven de 18 años acudió a una fiesta en una Quinta con dos amigas pero éstas la dejaron con un “contacto de confianza” que la regresaría a su casa.

Una foto de Debanhi parada en medio de la carretera a Nuevo Laredo frente a la olonia Nueva Castilla se convirtió en la única pista de su paradero. Según los informes, la imagen fue capturada por el mismo conductor como evidencia de que la dejó ahí. El padre de la joven aseguró que tanto el sujeto como las amigas ya habían sido interrogadas pero que sus versiones han sido cambiantes.

Ahora se ha dado a conocer que las autoridades ya han analizando varios videos decámaras de seguridad en los que se ve a Debanhi caminar unos metros hacia una empresa de transportes, entrar y nunca salir.

La búsqueda también ha estado enfocada en diferentes puntos como la Unidad Habitacional Condominios Constitución, en el centro de Monterrey, el Motel Nueva Castilla, ubicado a unos pasos de donde el conductor dejó a Debanhi y un terreno baldío en donde hay un pozo.

Mientras tanto, Colectivos de familiares de desaparecidos y voluntarios se han movilizado para buscarla en fincas abandonadas y montes llenos de vegetación.

Desde el primer momento, usuarios de redes sociales se movilizaron para dar con el paradero de la joven sin embago, la falta de información y de pronunciación por parte de las autoridades, además de las forma en la que se ha llevado el caso, ha provocado que muchos comiencen a creer que se trata de una cortina de humo.

El escepticismo que ha surgido podría hacer que se minimice la crisis que enfrenta el país respecto a las desapariones de mujeres.

Las redes sociales se han convertido en un arma de doble filo en el caso de Debanhi. Y es que mientras ha sido de gran ayuda para difundir las fichas que reportan su desaparición, también han estado llenas de teorías, señalamientos, personas que aseguran haberla visto y hasta videntes que hablan de su muerte.

Nadie puede saber qué pasó exactamente con Debanhi ni tampoco hay explicación de por qué el caso ha tenido tanto foco de atención pero es un hecho que como ella, muchas otras mujeres están desaparecidas y algunas quizá ni siquiera están en el registro.

En los últimos días fueron encontrados los cuerpos de María Jessica Karina Ramírez, María Fernanda Contreras y Victoria Guadalupe. Y aún falta dar con el paradero de Angélica Nallely, Allison Campos, Diana Cardona, Yolanda González, Sofía Izaely, Griselda Marcelino y muchas otras mujeres cuyas fichas circulan en redes sociales.

Nuevo León se ha convertido en la cuarta entidad del país con más desapariciones, detrás del Estado de México, Tamaulipas y Jalisco. En lo que va del año, al menos 62 mujeres han sido reportadas como desaparecidas y según reportes, 24 corresponden entre el 15 de marzo y el 15 de abril.

No debemos normalizar el despertar todos los días con noticias de desapariciones forzadas de mujeres, agresiones, ataques sexuales y feminicidios. Las listas de víctimas seguirán sumando nombres y en un país donde impera la impunidad, el silencio y la indiferencia son cómplices.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) informó que en lo que va del 2022 se tiene el registro de 748 mujeres desaparecidas, la mayoría del Estado de México, la Ciudad de México y Morelos.

Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) informó que las cifas de trata de personas en México se incrementaron en un 39.7% en los cuatro últimos años. La mayoría de las víctimas son niñas y mujeres de entre 12 y 35 años, principalmente de los estados mexicanos de Oaxaca, Tlaxcala, Guerrero, San Luis Potosí y Chiapas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos