Por qué es tan importante celebrar la legalización del aborto en Argentina

Aunque aún falta camino por recorrer, Argentina acaba de dar un paso enorme sobre la iniciativa que autoriza la interrupción voluntaria del embarazo

Foto de portada del Twitter/ @CampAbortoLegal

La Cámara de Diputados de Argentina aprobó este viernes la ley de acceso a la interrupción del embarazo voluntario y atención posterior. El proyecto de ley, impulsado por el presidente Alberto Fernández, fue aprobado con 131 votos a favor, 117 en contra y 6 abstenciones.

La iniciativa que autoriza la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación. Y aunque aún falta que pase al Senado argentino para debate y votación, sin duda significa un enorme paso para Argentina y Latinoamérica.

El resultado de la votación fue transmitido en pantallas gigantes instaladas en las inmediaciones del Congreso, donde miles de activistas pro aborto estuvieron esperando toda la noche, siguiendo los discursos de los legisladores.

Las imágenes de las argentinas abrazándose, entre gritos de alegría, lágrimas y pañuelos verdes, recorrieron el mundo, convirtiéndose en un ejemplo de fuerza para todas las mujeres que siguen luchando por este derecho.

En noviembre, el presidente argentino anunció el envío al Congreso dos proyectos de ley para que “todas las mujeres accedan al derecho a la salud integral”.

El primero, busca legalizar la interrupción voluntaria del embarazo y garantizar que el sistema de salud lleve a cabo el procedimiento de forma segura.

El segundo busca impulsar un programa de “los mil días”, cuyo objetivo es fortalecer la atención integral de la salud de la mujer durante el embarazo y de sus hijos en los primeros años de vida.

¿Por qué es tan importante celebrar a las argentinas?

El tema de la legalización del aborto ha levantado gran controversia en todo el mundo, especialmente en Latinoamérica, donde las mujeres tenemos muchas menos oportunidades de una vida digna.

La sociedad ve la maternidad no deseada como un gran pecado, aún si un embarazo es resultado de una violación. A la mujer se le sigue señalado, antes de cuestionar al abusador y la evidente descomposición social que existe.

Hay muchas razones por las que una mujer no quiere tener un bebé y es momento de entender que es una decisión que sólo le concierne a ella. 

El aborto es criminalizado en casi todo el mundo, incluyendo en los países donde ya se habían presentado avances como en Polonia, donde hace un mes se retrasó el fallo del Tribunal Constitucional que restringe al máximo la interrupción del embarazo.

Existe mucha falta de información con respecto al tema que genera falsas creencias.

La intervención de quienes consideran el aborto una falta a los derechos del producto y un tipo de homicidio, sólo ha provocado retrasos y trabas en la aprobación de estas leyes que buscan garantizar el derecho a una vida digna de las mujeres

"No entiendo cual sería el festejo.. qué se festeja? Matar a un inocente? Tampoco entiendo ese fanatismo para abortar o por un partido político", comentó una usuaria en redes sociales.

No, no se trata de festejar "matar a un inocente", se celebra que ya ninguna mujer ni persona gestante va a morir en la clandestinidad. Porque legal o no legal, muchas mujeres y niñas seguirán buscando formas de interrumpir sus embarazos, acudiendo a clínicas clandestinas y sometiéndose a prácticas insalubres o peligrosas. 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, los abortos inseguros son la tercera causa de muertes maternas en todo el mundo y conducen a otros cinco millones de discapacidades prevenibles en gran medida.

Los movimientos feministas se han concentrado en exigir que todas tengamos acceso a una interrupción del embarazo legal, segura, gratuita ya que se trata de un derecho humano. 

Castigar el aborto no hará que miles de niñas y mujeres dejen de necesitarlo. 

Entendamos que no todas tienen acceso a una educación sexual adecuada y no todas tienen acceso a métodos anticonceptivos. Muchas mujeres son violadas y terminan con un embarazo no deseado. Es momento de pensar en niñas menores de edad que son abusadas y que son forzadas a llevar un embarazo que termina por destrozar su cuerpo.

Legalizar el aborto no es una invitación abierta a abortar, ni una tendencia ni una forma de orillar a las niñas a "malas prácticas".  Es una forma de garantizar el bienestar a quienes lo requieran.

Más de este tema

Mitos sobre los anticonceptivos que que siguen confundiendo a muchos

Maternidad forzada: la dura realidad de los embarazos no deseados

Mientras la violencia de género aumenta en México, las denuncias disminuyen

Te recomendamos en video