Los tatuajes no definen a una mujer ni justifican la violencia que se vive en México

La respuesta de las autoridades frente al caso de Danna Reyes ha despertado gran indignación

El caso de Danna Reyes ha causado gran conmoción en México. Fue asesinada en un residencial de Mexicali, Baja California y aún cuando la evidencia de la crueldad con la que acabaron con su vida circuló por todas partes, la señalaron a ella "por estar tatuada" 

Los hechos ocurrieron el sábado 22 de agosto, alrededor de las 15:00 horas. Las cámaras de seguridad captaron el momento en que un grupo de personas prendieron fuego a lo que parecía un montón de cobijas, pero envuelta en ellas estaba Danna. También se ve cuando uno de los presentes arroja su cuerpo por una barda, cayendo dos metros hacia un terreno baldío, envuelta en llamas.

Las declaraciones de Guillermo Ruiz Hernández, Fiscal de Baja California fueron por de más desatinadas ya que "justificó" el asesinato al decir que "traía tatuajes por todos lados". A su vez, lamentó que los padres autoricen o induzcan a sus hijos a hacerse tatuajes, ya que podría repercutir en su vida laboral, impidiendo que puedan ingresar a corporaciones policíacas. Y claro, en redes sociales también fue calificada como una "delincuente", una "proxeneta" y una "cualquiera". Sí, todo por cómo lucía ya que hasta ahora no existe evidencia alguna de que haya cometido actos de prostitución de menores como dice uno de los rumores en su contra.

tatuajes

La indignación creció ahora que el violento asesinato de Danna Reyes no fue tipificado como feminicidio

De acuerdo con información del portal Animal Político, la Fiscalía del estado acusó a los tres detenidos por el crimen de homicidio calificado por ventaja, aún cuando según el Código Penal de Baja California, dos de las causales de un feminicidio son que las víctimas hayan presentado “lesiones infamantes, degradantes o mutilaciones previa o posterior a la privación de la vida” y que su cuerpo fuera “expuesto o arrojado en un lugar público”. El caso de Danna cumple con todo lo anterior y existen videos que lo prueban.

TAMBIÉN LEE: El feminicidio de Danna demuestra que importa más señalar nuestros cuerpos que al culpable

Ahora, mujeres en redes sociales protestan por el trato que se le ha dado a Danna y la lamentable respuesta de las autoridades. A través de Twitter y de los hashtags #JusticiaParaDanna #MisTatuajesNoJustificanTuViolencia., varias usuarias han compartido fotos de sus tatuajes, alegando que la tinta en su piel no las define ni justifica la violencia machista que se vive en el país. 

También lee: Negar la violencia de género es otra forma de fortalecer la violencia

Las personas hacen suposiciones sobre los demás basándose en gestos, vestimenta y apariencia personal. Muchos le dan una connotación negativa a las modificaciones corporales y las mujeres son más condenadas. "No son dignos de una señorita", "así no vas a conseguir marido", "una dama no se pintarrajea la piel", "eso es para delincuentes", son algunas de las frases a las que una siempre se enfrenta.

Existen diversos estudios sobre las primeras impresiones y los tatuajes que afirman que la mayoría de las personas suponen que las mujeres con tatuajes son más promiscuas. Investigadores de la Universidad de Liverpool presentaron a los estudiantes con dibujos de mujeres que variaban en el número de tatuajes visibles. "Los resultados mostraron que las mujeres tatuadas fueron calificadas como menos atractivas físicamente, más promiscuas sexualmente y bebedoras más pesadas que las mujeres sin tatuajes, con calificaciones más negativas al aumentar el número de tatuajes".

Otro estudio descubrió que era más probable que los hombres se acercaran a una mujer que yacía en la playa cuando tenía un tatuaje en la espalda y que lo hicieran más rápidamente. Los hombres también estimaron que tendrían más posibilidades de salir o tener relaciones sexuales con una mujer cuando tenía un tatuaje en la espalda.

Los tatuajes cada vez se han popularizado más y aunque cada vez se normalizan más en las mujeres, la sociedad sigue estando llena de prejuicios; tantos que parece importar más la apariencia que estos dan que un acto violento.

TAMBIÉN LEE: El caso de Fernanda demuestra que en México se sigue ignorando cada feminicidio

Tener tatuajes no te hace un delincuente, así como salir a cierta hora, vestir de cierta forma o ser mujer no te hace culpable.  Nada justifica que te calcinen y te dejen en una bolsa de basura. Nada justifica que te señalen y te culpen como lo han hecho con Danna.

A Danna la han señalado más por su cuerpo que a los culpables por su salvajismo. Una realidad que hace creer que México jamás tomará en serio la terrible violencia que nos aqueja a las mujeres.

La ausencia de cada una de las mujeres que han sido asesinadas duele y sin conocerlas, se siente cercana. Pero en México, siguen tratando a la mujer como un objeto de placer que se desecha.

Te recomendamos en video