Mujeres que se arrepienten de ser madres explican sus razones

Orna Donath habla de aquellas mujeres que simplemente no tienen el instinto materno o que hasta se arrepintieron de haber elegido la maternidad. Este grupo que aunque no tan público existe y es segregado por la sociedad.

La escritora comprueba que la obligada elección de la maternidad es un tabú social que nos han implantado desde antaño. La entrevista es realizada por VICE España y desvela valiosos datos que rompen con un estereotipo heredado que se han mantenido por tanto tiempo.

Investiga el papel de la mujer en la maternidad

Sus estudios se centran en mujeres, que como ella, no quieren ser madres; o en mujeres que sí han sido madres pero se han arrepentido de ellos.

Principalmente se concentra en un grupo de judíos y judías Israelíes que no querían ser padres. Orna comenta que una frase se le quedó grabada dado que a las mujeres las hostigaban continuamente con la frase: “¡Seguro que te arrepentirás!”

maternidad fallida

Por lo tanto, pensó que jamás había escuchado de la postura de los padres que se arrepienten de tener hijos y estaba segura de que existían.  Su libro recoge el testimonio de 23 madres que dicen arrepentirse.

“Dicen que la maternidad no es para ellas o como si no les encajara. Y cuando miran atrás dicen que pueden entenderlo en retrospectiva. No es para mí, no me gusta la responsabilidad, no me gusta la rutina de cuidar a alguien en ese tipo de relación que ni siquiera acaba cuando soy abuela. Así que fue un error y hubiera sido mejor si no hubiera sido madre”, comenta la escritora.

También lee: Festival de Cannes firma acuerdo de igualdad de género

El tabú de ser madre

Orna Donath cree que es un tabú que nos han enseñado que dicta que la maternidad es sagrada en nuestra sociedad y ésta transmite que es un proceso que toda mujer debe vivir y que es lo mejor que le puede pasar a este género.

Asimismo, ayuda a perpetuar la imagen de la mujer perfecta que solamente puede arrepentirse por delitos o crímenes; por nada más. Lamentablemente, la gente ha mostrado su intolerancia y la ha llamado monstruo, mujer fría y sin corazón.

maternidad fallida

La gente se confunde al decir que ella está en contra de la maternidad o que no cree en ella. Quiere demostrar que hay mujeres que no se sienten identificadas y eso también está bien. No las hace ni menos mujeres ni malas personas, simplemente seres humanos con otros gustos.

También lee: Obligada a casarse, mató al marido que la violaba y la condenaron a pena de muerte

Instinto maternal

Creo que el instinto maternal es una cuestión política para alinear a las mujeres hacia la maternidad. Igual que es una cuestión política lo del reloj biológico. “No estoy diciendo que no existan mujeres que sientan el instinto y quieran ser madres”.

Simplemente ella lucha por entender que no todas sienten lo mismo. De igual manera, no es que estas mujeres odien a sus hijos, simplemente que les habría gustado elegir otro camino.

También lee

Te recomendamos en video: