De acuerdo con el rector de la UMAD, la desaparición de mujeres es por el "libertinaje en el que han caído".

Job César Romero, rector de la Universidad Madero, en Puebla, habló sobre el caso de Mara Castilla, la joven que desapareció tras tomar un Cabify en Puebla y sí, la culpó por desaparecer

Ha pasado una semana y la joven de 19 años, Mara Castilla, sigue sin aparecer. La Fiscalía de Puebla, ha trabajado durante casi una semana en el caso de la desaparición de la joven, tras abordar una unidad de Cabify la madrugada del jueves.

El 8 de septiembre, Mara, estudiante de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, salió alrededor de las 5:00 de la madrugada de un bar en San Andrés Cholula, tomó un Caify para irse "segura" a su casa pero nunca llegó. A partir de ese momento su familia y amigos iniciaron una búsqueda exhaustiva, sin tener rastro de ella. Se cree que se trata de un caso de trata de personas.

Por su parte, el rector de la UMAD, Job César Romero, hizo una declaración que sorprendió a todos: responsabilizó a las mujeres de ser víctimas de feminicidios o desaparecer, ya que considera que es una consecuencia del "libertinaje en el que han caído".

"Para mí se debe a la descomposición de la sociedad y a las libertades que las chicas tienen. Ahora, cualquiera de ellas puede salir a muy altas horas de la noche, puede regresar. Ellas han ido ganando espacios en las familias para tener esa libertad, esa autonomía para viajar en su carro o en otros medios. Yo creo que en esa libertad, y en descomposición de la sociedad, se vuelven presas", dijo.

Para dicho rector, hoy en día, las mujeres "tienen libertad pero no tienen disciplina" pero además, tuvo el atrevimiento de asegurar que la alerta de género no es necesaria pues en muchas ocasiones las desapariciones ocurren por problemas familiares. "Este tipo de problemas se dan por personas cercanas a ellas, entonces no podría haber un policía en la casa", expresó. ¿Y los más de 250 casos de mujeres desaparecidas y 70 feminicidios ocurridos en el estado?. Claro, son porque ellas se lo buscaron. Maldita sea la revictimizacíon de la víctima.

Esta semana circuló en redes sociales un mensaje escrito por una joven que, sin conocerla pero que sabe del hastío en que estamos muchas, apoya a Mara y que pide a los que la condenan por haberse ido de fiesta o estar sola, que dejen de hacerlo.

“Cuando regreses a casa porque así será, no pidas perdón por haber salido con tus amigos a divertirte, tampoco por haberte puesto linda, no pidas perdón por haber tomado la cantidad que hayas querido tomar si es que lo hiciste (…) Mara, nosotros te pedimos perdón por juzgarte, por criticar tu vida en todos los aspectos, por hacerte sentir responsable de lo que tú y tu familia no tienen la culpa, perdón por revictimizarte”