Pareja

¿Has dejado de tener intimidad con tu pareja? Las razones por las que pasa y cómo impedirlo

El estrés, la ira o enfermedades podrían estar afectando tu vida íntima.

Hay muchas razones por las que las parejas dejan de tener relaciones íntimas

Aunque la intimidad es una de las partes fundamentales de un matrimonio feliz, las parejas amorosas que no sostienen relaciones sexuales son más comunes de lo que muchos piensan.

El terapeuta sexual Ian Kerner dijo que “las relaciones sin sexo son el problema número uno de las uniones, particularmente en parejas mayores de 40…”, según un artículo de El confidencial publicado en 2018.

“Eso se debe a que nuestra sexualidad evoluciona naturalmente en respuesta a los cambios de salud, hormonales y de estilo de vida que todos experimentamos a medida que envejecemos”, agregó.

Recomendados

No obstante, a pesar de que se trate de un ciclo aparentemente normal, muchos se cuestionan si su relación de pareja estará mal debido a la falta de la actividad sexual dentro del vínculo amoroso.

¿Por qué razones los matrimonios dejan de tener relaciones íntimas?

Con el fin de entender por qué algunos acaban en esta situación y qué se puede hacer para rescatar la intimidad física, en primer lugar, se debe definir qué se considera un matrimonio sin sexo.

Según el texto previamente citado, algunos especialistas en el área consideran como “asexuadas” a todas aquellas parejas que tienen relaciones íntimas unas nueve o menos veces anualmente.

Sin embargo, otros expertos opinan que nadie debe considerar un matrimonio de esta manera debido a que la preferencia en cuando a periodicidad de intimidad es algo enteramente personal.

“Para mí, tiene menos que ver con los números y más con la percepción que tienen los cónyuges”, comentó Kerner.”Una pareja todavía puede verse atractiva y quiere tener sexo”, señaló.

“Pero la vida se interpone en el camino, por lo que están en un estado de sequía. Pero en una relación sin practicarlo, hay una brecha real entre tú y tu pareja…”, apuntó el autor.

Pero, las cifras no siempre son significativas. Según el investigador Justin Lehmiller, “hay personas que solo tienen relaciones sexuales una vez al año, en su aniversario, y están satisfechos con eso”.

Hay muchas razones por las que las parejas dejan de tener relaciones íntimas

Ahora, mientras algunas parejas son felizmente “asexuales” porque ninguno tiene ganas de intimar de manera física, otras no mantienen relaciones porque existe una discrepancia de deseo sexual.

Es decir, uno de los integrantes de la dupla no quiere tener relaciones con tanta frecuencia como el otro. Mientras más grande es la divergencia, más posible es que uno de los dos sea infeliz.

Algunos han culpado a esta discrepancia de sus problemas de intimidad bajo la creencia centenaria de que los hombres supuestamente tienen mayor deseo y las mujeres querían menos sexo.

Empero, no hay investigaciones que lo respalden. Así lo confirmó Kristen Mark, directora del Sexual Health Promotion Lab de la Universidad de Kentucky en 2018, según El confidencial.

Nuestros estudios encontraron que ambos sexos tienen la misma probabilidad de sentir un deseo sexual más bajo”, dijo. “Las parejas homosexuales también pueden experimentar esta discrepancia”.

A pesar de a eso, las creencias basadas en estereotipos se mantienen e impactan matrimonios. Asimismo, otro aspecto que puede afectar la relación de los cónyuges es caer en la comparación.

Hay muchas razones por las que las parejas dejan de tener relaciones íntimas

No solo de sus vidas sexuales con las de otros, sino también de la que solían tener con la que ahora viven; sin embargo, es injusto comparar la intimidad actual con la que se tenía en el enamoramiento.

¿Cómo impedir o revertir la falta de intimidad en la pareja?

En caso de que hayas caído en la red de la comparación, un consejo que puede ayudarte a cambiar tu perspectiva es evaluar tu vida sexual en base a la calidad de la intimidad en lugar de la cantidad.

“Hay muchas parejas casadas que hablan las cosas y tienen sexo libre”, sostuvo Debby Herbenick, directora del Centro de Promoción de la Salud Sexual de la Universidad de Indiana en 2018.

“Pueden tener relaciones sexuales frecuentes, pero en realidad no lo disfrutan”, apuntó la experta, según recogió El confidencial. En esos casos, el matrimonio no es mejor que el de una pareja “asexual”.

Por el contrario, si una pareja tiene relaciones pocas veces al año, pero cada ocasión es placentera y muy íntima, es mucho mejor que tener sexo todas las semanas estando distantes.

El atravesar por un periodo de discrepancia del deseo sexual en una pareja es algo bastante habitual. Y es que, por distintas razones, la libido tiende a disminuir a medida que comenzamos a envejecer.

De acuerdo a los expertos citados por El confidencial, hay cinco razones comunes detrás de esto. La primera son las enfermedades que podemos enfrentar, desde el dolor de espalda hasta la depresión.

Según Mary Jane Minkin, profesora de obstetricia, ginecología y ciencias reproductivas en Yale, las afecciones pueden volver las relaciones sexuales un gran desafío en lugar de un acto de placer.

Puede ser la enfermedad misma la que limita la actividad sexual o la medicación requerida para tratarla”, aseveró. En este escenario, la solución es la ayuda o el acompañamiento médico.

La segunda es el aumento de peso. Después de aumentar kilos, algunas personas descubren que no tienen la misma energía para la acción en la cama o se sienten avergonzados por su aspecto.

Si tu pareja subió medidas, puede ser que ya no te parezca tan atractivo. La acción a tomar dependerá del motivo. Si es la primera, adoptar cambios de estilo de vida; si es la segunda, trabajar la autoestima en pareja.

En el tercero y en todos los casos, fortalecer los vínculos más profundos de la relación. Por otro lado, otra razón común por la que los matrimonios dejan de intimar es el cansancio y aburrimiento.

Hay muchas razones por las que las parejas dejan de tener relaciones íntimas

La fatiga puede ser señal de muchas afecciones, secuela de alguna medicina o de la presión de la vida diaria. Si ese es el caso, tan solo dormir bien podría ayudarlos a aumentar su libido.

“El sueño es importante para tu salud sexual porque está relacionado tanto con la función como con tu deseo”, dijo Lehmiller. En cuanto al aburrimiento, puede resolverse atreviéndose a experimentar cosas nuevas.

La cuarta razón que afecta la vida sexual de las parejas es el estrés. Y es que el agobio no solo puede dificultar la concentración en lo íntimo, también provocar cambios hormonales que afectan la libido.

“Cuando estás estresado, la respuesta de lucha o huida codificada en nuestros cuerpos está mediada por los mismos tejidos que median la respuesta sexual, amortiguando el deseo y diciéndole a tu cerebro que deberías prestar atención a algo que no sea el sexo”, explicó el ginecólogo Eden Fromberg.

Encontrar maneras para manejar el estrés de la vida diaria será clave entonces. Si no se puede con los recursos que se tienen, es importante buscar la guía de un profesional de la salud mental.

El quinto y último motivo que puede incidir negativamente en la vida sexual de una pareja es la ira y resentimiento. Si en el matrimonio hay rencor, hostilidad, celos o culpa, la libido se verá perjudicada.

Algunas personas se molestan con su pareja por cosas muy grandes, como la infidelidad o las mentiras”, resaltó Herbenick. Entonces, la terapia de pareja sería el mejor recurso para que se reconecten.

Claro que ambos deben estar dispuestos a hacer cambios y esforzarse para ver si es posible superar esos sentimientos negativos que están impidiendo que su relación sea buena dentro y fuera de la cama.

Tags

Lo Último


Te recomendamos