Pareja

Cómo descubrir a un manipulador por WhatsApp: las acciones que los delatan en la aplicación

Los manipuladores tienen una serie de técnicas que aplican por la ‘app’ de mensajería.

Los manipuladores tienen varias conductas en WhatsApp con las que controlan y hacen daño a sus parejas

Aunque WhatsApp fue creada con el fin de ayudar a las personas conectarse de manera más fácil, muchos han encontrado en la aplicación una herramienta de control, manipulación y castigo.

No obstante, debido a que algunos comportamientos manipuladores a través de la mensajería se han llegado a normalizar, cada vez resulta más difícil detectar las relaciones tóxicas en la aplicación.

En una entrevista al diario español ABC, la psicóloga Lidia Asensi compartió varias costumbres que se suelen dar por WhatsApp que pueden ser vistas como normales, pero en realidad son dañinas.

Tales como el requerimiento de que la otra persona esté siempre disponible y conteste mensajes al instante o la exigencia de compartir la ubicación para que otro sepa dónde se está todo el tiempo.

También pedir fotos para comprobar que está donde se expuso; bloquear por no contestar a modo de castigo o exigir practicar el sexting cuando no se está de acuerdo con esta forma de relacionarse.

Los manipuladores tienen varias conductas en WhatsApp con las que controlan y hacen daño a sus parejas

“Tenemos que tener en cuenta que esto refuerza la inseguridad de la otra persona, la que necesita tener ese control constante. Y con esto estamos normalizando conductas que son dañinas y peligrosas”, aseguró la especialista en la conversación con el medio publicada el 2 de febrero.

“El simple hecho de que se considere que tenemos que estar 24 horas disponibles ante cualquier mensaje que recibamos y que no se entienda que esto no es así, hace daño”, agregó.

Alguien puede enviarnos un mensaje y nosotros ser libres de contestar en el momento que nos apetezca, sin que la otra persona se enfade por ello”, enfatizó.

Los comportamientos que delatan a los manipuladores en WhatsApp

En el caso de creer que se está en una conversación con un manipulador por WhatsApp, existen varios signos a los que podemos estar atentos y nos ayudarán a corroborarlo definitivamente.

Lo primero es revisar cómo nos sentimos con el chat. El percatarse de la manipulación por esta vía puede no ser fácil porque estos individuos consiguen que el otro sienta que hace algo malo.

Una segunda señal es el “refuerzo intermitente”. De acuerdo a Asensi, los manipuladores usan este mecanismo, el cual se refiere al hecho cuando una persona ofrece algo y después lo quita.

Un ejemplo de esto, expuesto en el artículo de ABC, puede ser que expresen el tremendo deseo de ver a su pareja; sin embargo, cuando esta les pregunta cuándo, dejan sin contestar la interrogación.

Asimismo, hay que fijarse en cómo es la comunicación. ¿Es fluida o inconstante? Si conversan hoy, pero luego se desvanecen por días es otro signo de aparente manipulación en el vínculo.

Los manipuladores tienen varias conductas en WhatsApp con las que controlan y hacen daño a sus parejas

Los manipuladores, de vez en cuando, tampoco contestan los textos importantes en la relación. Además, suelen publicar mensajes confusos en redes sociales con los que dejan pensativos al otro.

Es decir, postean algo vinculado con su idilio, ya sea una canción, foto o frase, pero no está totalmente claro de que sea por su pareja, lo que deja a su supuesta otra mitad pensando mucho.

“Todo este tipo de conductas puesta en marcha generan malestar en la otra persona, así como ansiedad, sentimiento de culpabilidad, angustia y frustración”, explicó Asensi al medio ya citado.

Esto puede llevar a la persona a estar pendiente del móvil y realizar comprobaciones para ver si obtiene respuesta. También llegas a analizar el mensaje una y otra vez por si has dicho algo que podía haber estado ‘mal”, apuntó.

Los manipuladores tienen varias conductas en WhatsApp con las que controlan y hacen daño a sus parejas

Por último, si está ocupada, una persona no manipuladora dejará saber a su pareja u otros que no está disponible para chatear. Mientras, la manipuladora no lo comunicará y hará sentir mal al otro.

Alegara que no le ocurre nada y que son cosas nuestras, haciéndonos creer que somos paranoicos o que estamos controlando”, agregó la experta.

Esto nos llevará a sentirnos culpables, pensado que somos nosotros los que hemos hecho que la otra persona se enfade y por tanto los responsables de haber estropeado todo”, resaltó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos