Salud

¿Cómo limpiar el ombligo correctamente?

En el ombligo se acumulan bacterias y puede llegar a oler mal sin la higiene correcta

¿Cómo limpiar el ombligo correctamente?

Cuando estamos pequeños a muy pocos nos enseñan que el ombligo es una parte de nuestro cuerpo que necesita aseo y en muchos casos nos damos cuenta cuando la zona está enrojecida o cuando con el dedo decidimos profundizar y sentimos un mal olor.

Aun cuando este es un tema que no es para nada atractivo y mucho menos agradable hablarlo, el ombligo es una parte de nuestro cuerpo que necesita de una limpieza diaria porque allí se acumulan sudor y células muertas de la piel.

En TikTok se hizo viral, recientemente, un video donde un doctor llamado, Karan Raj, mostró como en el ombligo puede acumularse una gran cantidad de mugre horrible, incluso que llega a oler muy mal.

“Todos los agujeros pueden acumularse de sudor, células muertas de la piel, aceites, la tela de la ropa y bacterias, si no se lava con regularidad, este material puede acumularse y endurecerse hasta formar un onfalolito, una piedra en el ombligo. Hay piedras de muchos colores, normalmente negras, pero también pueden ser de color marrón claro”, explica el galeno en el video.

Limpiarlo es tarea de todos los días

El portal Glamour habló del tema con la doctora Lucy Glancey, fundadora de las Clínicas Dr. Glancy, quien aseguró que el ombligo “al igual que cualquier otra parte del cuerpo, también debe lavarse con frecuencia, sobre todo si tienes un piercing y no cambias el arete muy seguido”.

Enfatiza que por muy asqueroso que sea, “es esencial saber cómo limpiar el ombligo y hacerlo con continuidad, ya que puede llegar a ser realmente asqueroso si se olvida”.

“La zona del ombligo es oscura y húmeda, por lo que se convierte en un caldo de cultivo para bacterias y levaduras. Si no se toca, la acumulación de suciedad, piel muerta, bacterias, sudor, jabón, gel de ducha y lociones, puede provocar costras, olores desagradables y posibles infecciones”, advierte.

Cómo hacerlo sin hacerte daño

Según los especialistas, precisa el portal UnComo, limpiar el ombligo es muy fácil si sigues estas recomendaciones:

  • Aprovecha de limpiarlo cuando te estés bañando, es lo mejor para mantenerlo bien limpio, puesto que se tratará de un momento que puedes introducir fácil en tu rutina.
  • Utiliza jabón y agua para realizar la limpieza, ningún otro producto es necesario, a excepción de que te lo haya mandado el médico.
  • También puedes utilizar una toalla pequeña humedecida para frotar con cuidado, o bien un bastoncillo o hisopo de algodón, y así eliminar la suciedad que puede quedarse dentro, pues las pelusas y la suciedad se acumulan con facilidad en el interior del ombligo. Cuando uses una toalla o un bastoncillo, siempre pásalo con suavidad
  • Una vez has acabado sécalo con suavidad para que no se puedan crear bacterias o hongos.
  • No utilices aceites, cremas o lociones a diario o en exceso a menos que te lo haya indicado tu médico, no es recomendable y puede que provoques que se creen más bacterias al quedar residuo. Si usas, aplica muy poca cantidad para que la piel pueda absorberlo todo fácilmente.
  • Lávalo con más abundancia en caso de haber estado sudando, tras hacer ejercicio o en días muy calurosos.

Si notas un olor desagradable aquí, y por mucho que te laves no desaparece, acude a un dermatólogo, que podrá determinar si tienes una infección y recetarte antibióticos para curarla.

Tags

Lo Último


Te recomendamos