Salud

¡Saca la gripe de tu cuerpo! 5 infusiones de plantas medicinales para el resfriado

Hazle caso a la abuela, ellas con sus hierbas naturales tienen el mejor remedio para la gripe

¡Saca la gripe de tu cuerpo! 5 infusiones de plantas medicinales para el resfriado

Dicen algunos que los remedios de la abuela nunca pasaran de moda y cuando se trata de gripe, ellas son expertas. Solo bastaba con tocarte con la palma de su mano, arrugadita por el paso de los años y determinarte que tenías calentura.

Luego, con su paso lento va hasta el jardín y de allí saca unas hojas que para muchos terminan siendo mágicas.

Agua caliente, y esas ramas. “¡Tómatela toda!” Bastaba eso para amanecer bien, sin los síntomas molestos de dolor de cabeza, fiebre y pare de contar.

La gripe es una de las infecciones virales capaz de propagarse con mayor facilidad entre la población. Cualquier contacto con partículas de saliva o secreciones de alguien infectado puede ser suficiente para desarrollarla.

Su aparición, causa malestar general en el organismo. A menudo, las personas afectadas experimentan congestión nasal, fiebre moderada y otros síntomas que reducen la calidad de vida.

Son esas famosas infusiones de plantas medicinales que aún cuando no quitan la gripe, ayuda a contrarrestar esos síntomas molestos.

Según el portal Mejor con Salud, la severidad con que se presenta la gripe puede variar en función de la respuesta inmunitaria de cada uno. Sin embargo, la mayor parte de las veces se cura en cuestión de días.

Infusiones milagrosas

Para acelerar el proceso de recuperación, se puede recurrir a algunas infusiones de hierbas naturales, recetas de nuestras abuelas.

Saúco

Conocida por su contenido de vitamina C y efecto antiinflamatorio, la infusión de saúco es una buena opción para disminuir los síntomas de la gripe.

De hecho, una revisión publicada en Phytotherapy Research señala que las flores de este árbol tienen propiedades antivirales y antimicrobianas y su uso es, generalmente, reconocido como seguro.

Preparación: Hervir en una taza de agua 1 cucharadita de flores secas de saúco. Deja que repose 10 minutos, cuela y endulza con una cucharada de miel.

Respecto al modo de consumo, es bueno ingerir la bebida 2 veces al día, cuando se notan los primeros síntomas. Tómala hasta sentir una mejoría.

Tomillo

El tomillo es conocido en la cultura popular por tener propiedades expectorantes que benefician la salud del sistema respiratorio.

También, se cree que sus nutrientes fortalecen la salud inmunitaria y mejoran la respuesta contra los virus que producen la gripe.

Preparación: Hervir en una taza de agua 1 rama de tomillo. Deja que repose 10 minutos, cuela y endulza con una cucharada de miel.

Raíz de jengibre

Una de las infusiones más populares para detener el avance de los síntomas de la gripe es la que se obtiene de la raíz de jengibre. Se dice que sus propiedades ayudan a fortalecer la salud respiratoria y disminuir la congestión.

Preparación: Agrega el jengibre rallado en una taza de agua hirviendo y tapa la bebida. Deja que se refresque durante 10 minutos y fíltrala con un colador. Por último, endulza con una cucharada de miel.

Salvia

La salvia es una planta utilizada también como remedio natural. Tienen distintas propiedades como: efecto antiinflamatorio y antiséptico; disminución de la sensación de dolor de garganta gracias a su efecto analgésico; y tiene función expectorante, ayudando a descongestionar y disminuir la tos. En definitiva, se considera un antibiótico natural.

Preparación: Después de dejar que la salvia hierba durante unos 3-5 minutos haremos que repose durante unos 10 minutos antes de colar la infusión. Si deseamos endulzar o potenciar sus beneficios para aliviar los síntomas de resfriados, podemos añadir miel, canela o un poco de zumo de limón.

Orégano

El orégano se ha visto útil como: antiinflamatorio, expectorante y balsámico, ayudando a expulsar la mucosidad, reducir la irritación y la sequedad producida por el resfriado. Asimismo, es un antibiótico natural, y ayuda a neutralizar o disminuir los efectos de patógenos y actúa también como antihistamínico.

Preparación: Añadir el orégano al agua caliente y dejar reposar unos 10 minutos, si queremos modificar su sabor, conseguir que sea más dulce podemos añadir algún endulzante natural como por ejemplo la miel.

Tags

Lo Último


Te recomendamos