Salud

¿Cuánto regalos son suficientes para un niño?: consejos para evitar el síndrome del niño hiperregalado, según un psicólogo

¿Qué es el síndrome del niño hiperregalado?

Síndrome del niño hiperregalado.

La ilusión de la Navidad, es de los más pequeños del hogar. Estas fechas para muchos papás son el pretexto perfecto para saciar de regalos a los niños. Sin embargo, hoy te queremos detener a pensar en el síndrome del niño hiperregalado y los peligros emocionales, sociales y psicológicos que genera llenarles de obsequios.

¿Qué es el síndrome del niño hiperregalado?

Para David Sucre psicólogo clínico, el síndrome del niño hiperregalado es el conjunto de efectos psicológicos negativos que observamos en menores, debido al exceso de regalos, sobre todo, en fechas concretas como Navidad o cumpleaños. Sin embargo, hace énfasis en que este síndrome depende de ciertas características de cada sistema familiar.

¿Por qué ocurre?

Existen diferentes tipos de familias por ejemplo: las familias con un solo niño, las familias con más hijos y las familias con hijos que cumplen ciertas características (buenas notas, la ‘oveja negra’, el niño educado, el desobediente, etc). Sin embargo, también hay algunas causas por lo que los niños reciben regalos en exceso y tienen que ver con:

  • Compensar con regalos el tiempo que no podemos compartir con ellos. A veces, con las mejores intenciones se generan los peores efectos.
  • Por comparativa, si en el cole todos los compañeros tienen tal o cual regalo, él no puede ser menos y tiene que suplicir ese deseo.
  • La publicidad, los videos y la comercialidad que habitualmente existe en estas épocas.

¿Qué efectos tiene?

  • Niños sobreestimulados: por la cantidad de regalos no logran prestar la atención y el tiempo necesario, y acaban centrándose en uno solo y olvidando el resto. Sin embargo, el especialista revala que este punto es más un conflicto con los padres, ya que ellos son quienes están dotando.
  • Pérdida de ilusión: un exceso de regalos hace que no valoren lo que reciben y que pidan un juguete por la satisfacción de tenerla. Acaban tan saturados que hay una pérdida de ilusión, el sexto regalo no les hace la misma ilusión que el primero y así sucesivamente.
  • Bajo nivel de tolerancia a la frustración: si un niño es demasiado regalado, el día que no reciba tantos regalos quedará frustrado e insatisfecho. Según el experto, los niños no valoran los regalos por su uso o por su valor simbólico, sino por la cantidad recibida. A lo largo se pueden convertir en individuos exigentes y egocéntricos.

¿Cuál es el límite de regalos recomendado?

En muchas familias es inevitable reducir el número de regalos que reciban nuestros hijos, porque son muchas personas en el núcleo familiar, pese a lo cual puedes regular su uso en momentos diferentes para focalizar la atención y potenciar así el juego saludable.

Cuatro recomendaciones para tomar en cuenta a la hora de hacer regalos a los niños:

  • Algo para leer y fomentar su cultura (libros de dibujos, novelas, comics, recortables…)
  • Algo para llevar puesto como ropa, calzado, ropa de cama…
  • Algo que necesite, como para sus hobbies.
  • Algo que desee y que le haga mucha ilusión

¿Cómo podemos controlar el número de regalos?

En primer lugar, hay que establecer límites en los que explicamos a los niños qué es lo que pueden pedir y qué función puede llegar a cumplir en cuanto a su utilidad. Una forma más sencilla de hacerlo es valorando los pros y contras de cada regalo, así reforzamos su razonamiento y les enseñamos a establecer prioridades y tomar decisiones.

Una de las actividades que más se repiten en los hogares es realizar la carta a Papá Noel con los regalos que queremos, sin embargo, este momento puede ser perfecto para aprovechar y hacer una restroinspección de todo lo que fue el año para él, la familia y su entorno. Encamina esta carta a lo qué desea para el próximo año ejemplo: salud, amor, el bienestar de mi familia, escuela y demás valores. Hay que explicarles que tener más regalos no equivale a más felicidad. Esta actividad también fortalecerá los lazos afectivos entre los miembros de la familia.

Es humano y natural que intentemos dar a los niños lo máximo posible, pero si ves a tu hijo reflejado en las características del síndrome del niño hiperregalado, siempre estás a tiempo de modificar las cosas o pedir la ayuda de un especialista.

Tags

Lo Último


Te recomendamos