Psico

Ser muy sensible tiene beneficios: 4 fortalezas de las personas con alta sensibilidad

Una mayor empatía es una de la cualidades positivas de quienes son hipersensibles.

Amélie Poulain de la película 'Amélie'

El tener alta sensibilidad es visto como una gran debilidad en la sociedad moderna debido a que, a lo largo del tiempo, se ha puesto todo el foco en el lado negativo de este rasgo de la personalidad.

Sin embargo, aunque el exceso de sensibilidad se relaciona con el perfeccionismo y las personas hipersensbibles pueden atrvesar ansiedad y cansancio por esto, también se vincula a aspectos positivos.

¿Qué es ser una persona con alta sensibilidad?

De acuerdo a la terapeuta alemana Kathrin Sohst, una persona altamente sensitiva tiene un sistema neurosensorial mucho más desarrollado y perceptivo que gran parte del mundo, por lo que se ve muy afectado por diferentes estímulos.

La psicóloga Elaine Aron fue la pionera en desarrollar el concepto. La experta dejó claro que ser altamente sensibles no es una enfermedad, sino un rasgo de personalidad que posee aproximadamente entre el 15 y 20 % de la población.

Las personas con este rasgo son muy sensibles a su ambiente; los sonidos, olores y otra información sensorial puede resultarles intensa y son capaces de percibir cosas imperceptibles a simple vista para la mayoría.

Las personas altamente sensibles son capaces de percibir cosas imperceptibles para la mayoría

También pueden fácilmente sobreestimularse y abrumarse por el entorno; parecen ser introvertidas, sensibles emocionalmente, más empáticos y con una baja tolerancia al dolor.

Aquellos con exceso de sensibilidad procesan todo más profundamente, aparte pueden experimentar saturación sensorial, agotamiento ante el exceso de estímulos e incluso sufrir enfermedades por esta disposición.

A causa de esto, tener una alta sensibilidad puede ser muy estresante, generar ansiedad, mucha preocupación por las críticas, vulnerabilidad, inseguridad y grandes retos para relacionarse.

No obstante, también tiene sus beneficios, en especial, en el entorno correcto. Según Sohst, según recogió Soy Carmín, “la alta sensibilidad puede ser una fortaleza en nuestra vida y una herramienta para desarrollar nuestro potencial como personas”.

Tener una alta sensibilidad también tiene beneficios

Las fortalezas de ser una persona altamente sensible

Por el lado positivo, las personas altamente sensitivas se distinguen por su gran creatividad, alto sentido de la justicia, una enorme comprensión y amplia consciencia de su entorno.

A continuación, te presentamos cuatro fortalezas de tener alta sensibilidad, de acuerdo a Medical News Today:

Habilidades sociales

Las personas altamente sensibles son capaces de notar cosas que otros no. Tales como gestos en el lenguaje corporal y otras señales sutiles que los ayuda a desarrollar grandes habilidades sociales.

Alta empatía

Tal como se mencionó, debido a su naturaleza, las personas con este rasgo son más sensibles a las emociones y estados de ánimo de los demás. Gracias a esto, obtienen mayor información de otros.

A causa de esto, son capaces de detectar las motivaciones e inclinaciones de los demás, una habilidad que los puede volver en excelentes gerentes o negociadores.

Sensibilidad al entorno

Debido a su capacidad de apreciar cosas que otros no, los hipersensibles puede apreciar señales en el ambiente que otros no. En el lugar correcto, pueden ayudar a avistar y detectar peligros.

Vida interior más rica

Otra ventaja de ser muy sensible es la capacidad de tener una vida interna más rica. Así como también fortalezas en las relaciones y un proceso de la información más profundo.

Las mismas cosas que pueden provocar estrés pueden ser también placenteras, como cuando estás en la naturaleza, escuchando música, o enamorado, percibes todo de una manera más intensa”, señaló la autora del libro El poder de la sensibilidad (2017).

Tags

Lo Último


Te recomendamos