Wellness

El divorcio no solo afecta a la pareja, los hijos también sufren: así afecta a los niños una separación

La hija de Geraldine Bazan pidió que sus padres estuvieran juntos de nuevo

El divorcio puede ser un momento difícil para una familia. Este no sólo afecta a la pareja que se separa sino a los hijos.

Cuando los padres se divorcian, los efectos en los niños pueden variar; mientras que algunos reaccionan de una manera natural y comprensiva, otros pueden tener dificultades con la transición.

Recientemente Geraldine Bazán reveló que sus hijas Elissa Marie y Alexa Miranda llegaron a desear que ella volviera a retomar su relación con Gabriel Soto, de quien se separó en 2017.

Aunque la actriz suele ser muy reservada respecto a su vida privada, compartió aquel momento en una entrevista para el programa Montse & Joe, dejando ver cómo un divorcio puede afectar a los niños.

“Obviamente ningún rompimiento es fácil y para los niños muchísimo menos, pero yo creo que al principio querían que regresáramos”, dijo.

Geraldine mencionó que apenas el año pasado, su hija menor le pidió a Santa Claus que sus papás volvieran a estar juntos.

“Miranda hasta hace muy poco, en diciembre del año pasado, fui a una de estas posadas de la escuela de los niños y entonces había un Santa Claus. Yo estaba con las mamás, pues ya sabes echando el chal (...) Los niños iban con el Santa Claus y le decían qué querían y entonces un papá estaba tomando a todos los niños y llega y me enseña un video, que Miranda le pidió a Santa que quería que sus papás estuvieran juntos. Yo obviamente le pregunté: ‘mamá, ¿qué pediste?’, y me dijo ‘cualquier otra cosa’”.

Bazán aseguró que a pesar de las dificultades que pudieron surgir a raíz de la separación y la nueva vida que llevan ambos, sus hijas tienen una relación de confianza y amor tanto con Gabriel Soto como con ella.

“Al final los niños puede que sí, pero ellas están muy bien, la verdad es que tienen una increíble relación con su papá y conmigo, de confianza y de amor, son una niñas amadas, protegidas, queridas, apapachadas y tienen muy claro la mecánica”.

Los expertos afirman que los niños son resistentes y que con ayuda, la transición del divorcio puede experimentarse como un ajuste en lugar de una crisis.

Los efectos del divorcio en los niños también varían según la edad que tengan. Entre las situaciones que se pueden presentar están:

Bajo rendimiento académico: Para los niños, tratar de comprender la cambiante dinámica de la familia puede dejarlos distraídos y confundidos. Esto afecta su enfoque diario lo cual puede tener consecuencias en el rendimiento académico.

Pérdida de interés en la actividad social: Investigaciones sugieren que el divorcio también puede afectar socialmente a los niños ya que se sienten inseguros.

Mayor sensibilidad emocional: los niños pueden tener sentimientos de pérdida, ira, confusión y ansiedad provenientes de esta transición. El divorcio puede hacer que los niños se sientan abrumados y emocionalmente más sensibles.

Sentimientos de culpa: Los niños a veces pueden sentir que son los culpables detrás de los problemas entre papá y mamá. Brindar contexto y apoyo profesional para que un niño comprenda su papel en un divorcio será clave para mejorar.

Tags

Lo Último


Te recomendamos