Salud

¡Atención! Estudios ginecológicos que debemos hacernos a los 20, 30, 40 y 50

Nunca es demasiado tarde para comenzar a cuidar tu salud íntima.

La mujer necesita hacerse sus estudios ginecológicos según su edad

Si hay algo que no podemos dejar pasar por alto son los estudios ginecológicos indispensables para monitorear nuestra salud íntima y asegurarnos de detener las posibles infecciones o enfermedades a tiempo, sin importar la edad.

Es importante comenzar desde muy jóvenes en este autocuidado, pues así tendremos todo bajo control, en especial luego que la mujer ya ha iniciado la actividad sexual y es más propensa a cambios en su vagina.

Estudios ginecológicos según la edad

A los 20

Hay quienes recomiendan ir por primera vez al ginecólogo cuando estamos en la adolescencia, pero entradas a los 20 años también es una buena opción.

Hay que ir con un ginecólogo que monitoree no solo los genitales, sino también que haga una exploración en las mamas para descartar cáncer de seno. Recuerda pedirle asesoría sobre métodos anticonceptivos.

Asimismo, es bueno que haga una ecografía vaginal para descartar alguna malformación y masas anexiales como quistes en los ovarios u otra patología. En algunos casos, el profesional recomendará una citología y una prueba hormonal.

A los 30

Después de esta edad, debe hacerse al menos una vez por año la prueba de Papanicolau, es un examen para detectar el cáncer de cuello uterino. Igualmente, un test de papiloma humano y un control en las mamas.

Es normal también que tu doctor a esta edad empiece a buscar con más interés síntomas de alteraciones y patologías muy prevalentes como el síndrome de ovario poliquístico y la endometriosis, explica Tu Saudade.

A los 40 y 50

En este momento, debemos estar más atentas con la salud de nuestros senos, así que empezaremos a asistir de manera más recurrente a las mamografías. Es recomendable hacérsela de manera anual, o bianual.

Visita a tu médico para un control una vez al año y no olvides de chequearte a profundidad con: ecografía ginecológica, la citología, la colposcopia y la histeroscopia.

Asimismo, en mujeres que tengan antecedentes familiares de cáncer de mama u ovario, se aconsejará seguir un estricto control en sus revisiones periódicas y se necesita el acompañamiento experto para lidiar con la menopausia.

Tags

Lo Último


Te recomendamos