Pareja

¿Sí o no? Lo que debes saber antes de salir con un hombre con hijos

Involucrarse con un hombre separado y con hijos implica también tener una relación con ellos.

Salir con un hombre con hijos

Salir con un hombre que ya tiene hijos, e incluso convertirte en madrastra si todo sale bien, no tiene nada de malo ni debería ser un estigma social que llevar encima. Es una oportunidad que ambos se están dando en el amor, en la que claro, hay que estar preparados.

Porque sí, cuando hay niños en la ecuación el romance cambia, pero esto no es necesariamente malo. Al contrario, podrás conocer mejor a la persona por cómo es como papá, pueden ser hombres más maduros, responsables y serios a la hora de establecer un compromiso, ya que atravesaron una separación.

No obstante, lo más fundamental que hay que entender para dar el paso es que siempre sus pequeños serán su prioridad en todo sentido. No hay que ponerse a competir por la atención o el amor, sino entender que cada quien tiene su lugar y ser flexibles.

De lo contrario, sería una señal de alerta. Si no es capaz de estar para ellos, compartir su tiempo y proveerles lo que necesitan, siendo de su propia sangre, ¿crees que a la larga lo harán contigo?

De igual manera antes de salir con un hombre que tiene hijos, hay que cerciorarse de que su relación previa está totalmente terminada y no hay posibilidad de que renazca el fuego en esas cenizas. No queremos ser las causantes de una división familiar, pero tampoco que nos rompan el corazón de la noche a la mañana.

Recuerda que no solo estarás en una relación en la que importan tus sentimientos, sino el bienestar de los niños. En ningún caso debes interferir en la relación de esa pareja, o de ese hombre con sus niños, pues nunca serás su mamá sino una amiga o aliada para ellos.

Por eso, es importante que estés segura de lanzarte a esa relación al 100%, debido a que ellos contarán con tu apoyo y buen trato. Terminar abruptamente añadirá sufrimiento a la vida de esos niños, que posiblemente se hayan encariñado contigo. Y la otra clave de oro es: nunca, pero nunca, hables mal de su madre y ten un trato cordial con la ex.

Tags

Lo Último


Te recomendamos