Fitness

¡Alerta! Estos son los síntomas del desgaste de cartílago en la rodilla

Mira cómo cuidar esta parte esencial de tu cuerpo. Una rodilla sana te permite movilizarte con más facilidad.

Las rodillas son probablemente la articulación más frágil de todo el cuerpo y cuidarlas debe ser prioridad para todos. Al ser el soporte de prácticamente todo el peso del cuerpo, la actividad física constante o el sobrepeso acaban por desgastarlas y uno de los padecimientos más usuales es el desgaste particular del cartílago.

La fragilidad de las rodillas es sobrepasada por su importancia, ya que son básicas para el movimiento eficiente de las piernas y por la tanto para la movilización del cuerpo, precisamente por ello, atletas pueden ver sus carreras deshechas por una lesión en las rodillas, mientras que los no atletas igual pueden ver su calidad de vida muy disminuida por el desgaste.

El desgaste de cartílago de la rodilla y como detectarlo lo antes posible

El desgaste de cartílago en la rodilla o artrosis de rodilla se ha vuelto una preocupación importante para muchos, pero vale la pena recalcar que es una enfermedad degenerativa, que suele presentarse mayormente en personas de edad avanzada y que es más común en mujeres que en hombres.

A pesar de esto, como toda degeneración puede hacerse presente en jóvenes, para ello hay que saber detectarla. El principal síntoma de la artrosis de rodilla es el dolor, en primeras etapas leve, justo después de haber realizado una actividad física para luego entrar en estado de reposo de manera inmediata o casi inmediata.

Conforme avanza, la enfermedad hace aumentar el dolor, además se empieza a experimentar rigidez y molestia o dificultad al momento de flexionar o extender la rodilla, estos síntomas suelen causar un círculo vicioso de inmovilidad y dolor, además, otra cosa muy común entre los pacientes es la aparición de sensaciones de chasquido al flexionar la articulación.

¿Cómo prevenir el desgaste del cartílago de la rodilla?

Algunas de las cosas que se pueden hacer para prevenir esta condición son, mantener una buena condición física, teniendo estados de actividad y reposo alternados, sin extender de más ninguno de los dos, cambiar frecuentemente la posición de la rodilla y utilizar calzados de tacón bajo.

Por otro lado, también se debe evitar el sedentarismo y en caso de largos viajes levantarse y caminar un poco cada 2 horas, también se debe evitar hacer giros o torsión con el pie fijo, para disminuir el daño causado por estas actividades directamente en la rodilla.

Tags

Lo Último


Te recomendamos