Fitness

Ejercicios isométricos para lograr glúteos levantados

Tendrás excelentes resultados en tus músculos y figuras

Lograr glúteos levantados puede parecer un reto muy difícil de alcanzar y, aunque requiere esfuerzo y constancia, resisten ejercicios sencillos con los que puedes tener los mejores resultados sin necesidad de complejas rutinas o máquinas de gimnasio.

Los ejercicios isométricos son una opción por la que muchas personas han optado para lograr en cuerpo fuerte y una musculatura bien definida, ya que este tipo de actividad física es muy efectiva.

Cuando hablamos de ejercicios isométricos, nos referimos a ese tipo de ejercicios en los que el músculo se trabaja con resistencia y no con repetición.

Comúnmente, vemos que en los gimnasios las personas toman las pesas y hacen algunas repeticiones de movimientos para crear una hipertrofia en el músculo trabajado.

En el caso de los ejercicios isométricos, esta hipertrofia se produce por la resistencia y tensión que imprimimos en un músculo cuando lo obligamos a estar en una posición determinada.

¿Pero puedo lograr glúteos levantados con ejercicios isométricos? La respuesta es sí, ya que producirás el mismo procedo de fortalecimiento muscular, pero con una técnica diferente.

Aquí te mostraremos varias opciones para que obtengas esos glúteos que buscas alcanzar.

Logra glúteos levantados con estos ejercicios isométricos

Sentadillas sostenidas

Para este ejercicio solo es necesario apoyar tu espalda a una pared y flexionar las rodillas, con las piernas separadas, hasta alcanzar una posición en la que simules estar sentada en una silla. La idea es soportar unos 30 segundos y repetir unas tres veces.

Planchas

Las planchas son ejercicios que ayudan a diferentes partes de tu cuerpo y para hacerlas solo debes apoyar tus codos al suelo y elevar tu torso, de modo que sean tus brazos y pies los que sostengan tu peso. Resiste en esta posición durante unos 30 segundos y repite 3 veces.

Puente de glúteo

Para este ejercicio debes acostarte en el piso con tus rodillas flexionadas, las piernas separadas y los pies firmes al peso. Elevarás tu cadera como si quisieras formar un puente inclinado, para luego resistir un tiempo en esta posición.

Tags

Lo Último


Te recomendamos