Pareja

Razones para marcharse cuando un hombre te dice que no quiere nada serio contigo

Escuchar tus propias necesidades es fundamental para darte tu puesto y caminar hacia lo que anhelas para tu vida.

Razones para marcharse cuando un hombre no quiere nada serio

Todas hemos recibido el balde de agua fría cuando estamos emocionadas con alguien y ese hombre nos dice que no quiere nada serio, lo que nos lleva a plantearnos las razones para permanecer o bien, hacer nuestro camino por separado.

En estos escenarios, la mejor apuesta será la segunda opción, ya que merecemos estar con alguien que entienda nuestro valor y nos dé la exclusividad que estamos buscando, puesto que es muy desgastante dar más de lo que recibimos.

Razones para marcharse cuando te dicen que no quiere nada serio

Caminar en la misma dirección importa

Una de las claves en el éxito de cualquier relación de pareja es que ambos quieran lo mismo y estén dispuestos a luchar por ello. Por eso, si quieres tener una unión sólida y el otro, no está preparado para eso, no va a salir bien.

Eso supondrá llevarte muchas decepciones y frustraciones, porque tus expectativas estarán más altas de lo que esa persona realmente puede dar. Así que esta incompatibilidad es un gran impulso para buscar a alguien con quien sí puedas asentarte.

Por amor propio

Si una persona no está dispuesta a recibir todo el amor que le quieres dar y no logra ver el gran partidazo que eres, tú eres la que se tiene que dar su puesto, poniéndote a ti misma como prioridad.

No puedes mendigar amor ni forzar a alguien a hacer algo que no le nace. Tú eres merecedora de un amor que lo dé todo por ti en la misma intensidad, que no te quiera dejar ir y que reconozca lo única que eres.

No se puede cambiar a nadie

Permanecer en esa relación con la expectativa de que en algún punto sí te reconozca como su pareja estable porque lo “vas a cambiar” o le ayudarás “a superar sus miedos”, es una peligrosa ilusión que no debemos cosechar.

No somos responsables de los traumas o falta de autoestima de los demás. Sí, cuesta mucho soltar a una persona que queremos, pero él o ella es la que debe hacerse cargo de sus propios asuntos emocionales y trabajar en ellos para tener una relación sana en el futuro, con alguien más.

Tags

Lo Último


Te recomendamos