Psico

La lactancia materna en público es un acto de amor a tu bebé y no tienes que sentirte avergonzada

No dejes que nadie te haga sentir incómoda por alimentar a tu bebé en la calle

La lactancia materna es uno de los actos más hermosos de la maternidad, pues no solo alimentas a tu bebé, también generas una conexión especial.

Algunas veces este proceso resulta doloroso para la mamá, pero cuando se logra, es una de las etapas que más se disfruta y genera un vínculo poderoso con el bebé.

Además, tiene muchos beneficios, tanto para el pequeño como para la madre, por lo que no hay razones para no hacerlo.

Amamantar a tu bebé es un actor de amor y debemos normalizarlo

Sin embargo, lamentablemente, este acto es reprochado cuando se hace en público, pues es considerado como “irrespetuoso o atrevido”, algo que es insólito.

Y es que el bebé debe ser alimentado constantemente, y no puede esperar a estar en casa para ser amamantado, solo porque incomoda a alguien.

Por otro lado, no es justo que una mujer tenga que estar en casa encerrada, solo por evitar salir a la calle para no vivir un momento incómodo de ser atacada por un acto natural.

Amamantar a tu pequeño es un actor de amor, y no debes tener ni miedo ni vergüenza de hacerlo en público.

Es momento de terminar con estos estereotipos absurdos de la sociedad, en los que está mal visto que una mujer amamante a su bebé en público.

Incluso, las famosas se han encargado de poco a poco derribar los tabúes, y han comenzado a normalizar este acto de amor.

Celebridades como Ashley Graham, Gal Gadot, Aislinn Derbez, y Rachel McAdams han empoderado a las madres, evidenciando que es un acto natural, y nadie debe juzgarlo ni criticarlo.

Lo más grave es que muchas veces quienes critican son otras mujeres, que, por supuesto no son madres, y no entienden que el bebé no puede esperar.

Además, no es justo que las madres se cohíban y se sientan mal por hacer algo tan hermoso y natural en público.

Así que, si eres madre, no te avergüences, ni dejes de alimentar a tu pequeño en público, no importa lo que los demás digan o piensen.

Y si no eres madre y no estás de acuerdo con este acto, simplemente no critiques, ni juzgues, y mucho menos mires con reproche a la madre que lo está haciendo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos