Wellness

Cómo entrenar tu cuerpo durante y después de la menopausia

Es una etapa en la que perdemos masa muscular y ósea; además de cambios hormonales y de humor.

Menopausia

La menopausia no llega sola. Viene acompañada de una serie de cambios hormonales y se presenta en una edad en la que comenzamos a experimentar pérdida de masas ósea y muscular. Lo ideal es comenzar a entrenarnos antes, pero nunca es tarde para comenzar a hacerlo.

No solo se trata de mantenernos esbeltas a la edad madura. La actividad física también previene patologías o afecciones que afecten nuestra calidad de vida.

Es conveniente que si ya llegaste a los 50 años sepas qué ejercicios hacer para hacer frente a la menopausia de la mejor manera. El entrenamiento de fuerza es la mejor opción.

Cómo entrenar tu cuerpo durante y después de la menopausia

La movilidad es fundamental para mejorar nuestra calidad de vida frente a la menopausia. Una actividad física rica puede ayudarnos a combatir los efectos colaterales en esta etapa de la vida.

Si reducimos la actividad física, también lo hacemos con la movilidad y esto no es precisamente lo que necesitamos.

No hagas caso omiso a los problemas para movilizarte, puedes acudir a un fisioterapeuta o entrenador personal para que te ayude a realizar ejercicios correctivos. Acá te contamos cuáles son las actividades más recomendadas.

1.- Ejercicios cardio

El ejercicio cardio es perfecto para contribuir a que pongas en movimiento todos tus grandes grupos musculares. Mejora la capacidad cardiorrespiratoria y ayuda a poner al corazón a bombear.

Entre las opciones que puedes tener en cuenta para practicar ejercicio cardio figuran la natación, el ciclismo o sencillamente salir a correr.

Si eres una mujer que no está acostumbrada al ejercicio puedes comenzar con ligera caminata, de manera que tu cuerpo se vaya acostumbrado a ejercitarse. Aparta una hora al día solo para caminar y verás cómo tu cuerpo comenzará a sentirse mejor.

2.- Clases colectivas durante la menopausia

Las clases colectivas de baile o zumba o baile son una buena alternativa para ponerte activa durante o después de la menopausia. Como premio añadido también son excelentes para socializar y pasar un momento ameno, sin pensar que estás torturándote con ejercicio.

Este tipo de clases en verdad pueden ayudarte a mantener tu forma física. Son ideales para quemar calorías que, como lo hacen en grupo ni siquiera te darás cuenta. Ayudarás a combatir problemas que se pueden presentar como el entumecimiento físico o la depresión.

3.- Entrenamiento de fuerza

Durante esta etapa de la vida es más necesario que nunca que comiences a apostar por entrenamiento de fuerza. Este tipo de ejercicios ayudan a combatir el riesgo de osteoporosis al fortalecer todo tu sistema óseo.

No necesitas acudir a un gimnasio para realizar levantamiento de pesas. Tampoco hacerte de costosos equipos de entrenamiento. Si quieres puedes entrenar en tu propia casa.

Solo debes adquirir un par de mancuernas y una barra que te ayuden a darle a tu entrenamiento un poco de intensidad. Este tipo de ejercicios no puedes dejarlo pasar.

Como sabrás la menopausia es una etapa de toda mujer que no nos afecta a todas de la misma manera, pero sí es general que nuestro cuerpo presente cambios. La falta de movilidad, los dolores de espalda y piernas, así como la tristeza pueden formar parte del proceso. Adquiere hábitos saludables que te ayuden a combatirlos.

También te puede interesar:

  1. Autoboicot, fibromialgia y dolores crónicos: ¿cómo se relacionan?
  2. 5 métodos de relajación efectivos y aprobados por terapeutas que puedes hacer en casa
  3. Controla la diabetes en cuatro pasos y asegura una buena calidad de vida
Tags

Lo Último


Te recomendamos