Wellness

Siete consejos útiles para superar la depresión posparto

Los síntomas de la depresión posparto pueden incluir insomnio e irritabilidad intensa.

La depresión posparto es una especie de trastorno mental que aparece poco tiempo después que una mujer da a luz a su hijo. La mayor parte del tiempo ocurre dentro de los primeros tres meses después del parto, pero puede aparecer hasta un año después.

Diversos estudios e investigaciones aseguran que buena parte de las mujeres que padecen de depresión “posparto” corren un mayor riesgo de desarrollar una depresión grave en el futuro, sino se toman los correctivos y prevenciones a tiempo.

Los síntomas de la depresión posparto pueden incluir insomnio, pérdida del apetito, irritabilidad intensa o dificultad para vincularse con el bebé recién nacido.

Si no se trata, el trastorno mental puede durar meses o más tiempo. Incluso, en un estado grave, la depresión posparto puede poner en riesgo la vida de un bebé, cuando la madre es incapaz de atender a su hijo.

Consejos para superar la depresión

Actualmente, las causas exactas de la depresión posparto se desconocen. Se cree que los cambios en los niveles hormonales durante y después del embarazo pueden afectar el estado anímico de una mujer y eso desencadena el trastorno.

La depresión posparto se le conoce como la enfermedad “silenciosa”. Otros síntomas recurrentes en las mujeres suelen ser continuos llantos de la madre, confusión, fatiga, irritabilidad, inseguridad e insomnio.

Ahora, si padeces de depresión posparto, puedes seguir estos consejos para salir adelante:

depresión
La depresión posparto se le conoce como la enfermedad “silenciosa”.

– Descansa bastante después de cuidar el bebé. Aprovecha para dormir la siesta cuando el niño te lo permita. Esto te permitirá estar más relajada y tranquila, así no te invadirán pensamientos negativos.

– Aliméntate de una manera adecuada y saludable. Las verduras, las ensaladas, las frutas y la leche son alimentos muy adecuados para el estómago en los momentos de depresión. Una alimentación adecuada te permitirá tener más energías.

– Trata en la medida de lo posible no estar sola. La soledad es una mala compañera cuando se sufre de depresión y más aún luego de dar a luz. No estés todo el día encerrada en casa. Pasear puede relajarte y traer tranquilidad.

– La presencia y el apoyo de las personas que te rodean es una de las claves del éxito. Es el sentimiento de soledad lo que alimenta la depresión posparto. Incluso si tu hijo requiere muchos cuidados, no dejes de recibir ayuda seas de familiares o amigos.

– Si sufres de depresión evita el consumo de la cafeína. La pérdida de sueño, los ritmos del día interrumpidos, el nerviosismo, a menudo conducen al abuso del café y el té, en un intento de recuperar energías. Esto solo aumentará la tensión y las preocupaciones.

– Practica la meditación. Esta actividad te ayudará a tranquilizarte, a conectarte con tu yo interior, a saber quién eres y a entender lo que te ocurre. Dedica un rato cada día para lograr tu paz interior.

– Si sientes que tiene todos los síntomas de la depresión posparto, no tengas miedo ni temor de pedir ayuda. Sufrir de este trastorno no es una vergüenza y solo involucrando a tu familia o un especialista puedes finalmente recuperarte.

¿Cuándo contactar a un profesional?

La depresión posparto es un estado severo puede ser peligrosa tanto para la madre como el hijo recién nacido.

La depresión posparto que no recibe tratamiento puede ser riesgosa, así que atenta a estos síntomas y comportamientos:

enfermedad silenciosa
Si los síntomas de depresión se vuelven más intensos, como pensamientos suicidas, no dudes en buscar un especialista.

– Si el sentimiento de tristeza posparto no desaparece después de 2 semanas.

– Si los síntomas de depresión se vuelven más intensos, en especial los pensamientos negativos o suicidas.

– Si se te dificulta realizar las tareas diarias y comunes en el trabajo o en la casa.

– Cuando no puedes cuidarte de ti misma ni del bebé recién nacido.

– Si tiene pensamientos de hacerte daño a ti misma o al bebé. Cuando ves al pequeño como una carga muy pesada que no puedes cuidar.

– Si tienes pensamientos que no están basados en la realidad o empiezas a oír o ver cosas que otras personas no ven ni oyen.

– Si presentas la mayoría de estos síntomas o comportamientos no tengas miedo de buscar ayuda inmediatamente con un profesional médico, psicólogo o psiquiatra.

Mas de este tema:

Cuatro jugos de frutas ideales para combatir la ansiedad

Tres meriendas saludables para controlar la ansiedad

3 preparaciones con jengibre para bajar de peso

Tags

Lo Último


Te recomendamos