5 cosas que debes dejar de pensar si no te has independizado a los 30 años

Si cumpliste 30 años y no has conseguido tu propio departamento o impulsado tu propio negocio, esto es para ti

Para algunos, llegar a los 30 años se siente como el final de su juventud y el inicio de lo que se supone debería ser el resto de tu vida. Socialmente, llegar a esa edad tiene muchas implicaciones como que ya tengas un trabajo estable o tu propio negocio, una relación seria, tu propio hogar e incluso algún terreno para construir a futuro.

A veces se romantiza tanto la idea de los 30 que cuando llegas y no has cumplido con todo lo que los demás esperan, se siente como un puñetazo en el estómago. Sí, tienes la experiencia suficiente para evitar los errores que cometiste cuando eras más joven, pero no tanto como para que te canses. A los 30 ya has tenido más experiencia en muchos otros campos que en tus 20 pero ¿y si no has logrado construir tu propio emporio?

Es difícil no mirar a los lados y pensar que eres la única que está estancada pero tranquila, aquí te dejamos 5 cosas que debes dejar de pensar y cómo dejar de sentirte abrumada.

Deja de pensar que tienes por qué quedarte en un trabajo que te hace sentir miserable

No importa cuánto dinero gane, qué beneficios tenga o cuántos años haya estado trabajando en el mismo lugar: si odia su trabajo, nada lo salvará de su miseria. Esto no significa renunciar de inmediato, pero lo peor que podrías hacer a los 30 es darte cuenta de que odias tu trabajo solo para encontrarte todavía trabajando allí cuando llegues a los 40. Está bien cambiar de trabajo o incluso de carrera. Es mucho mejor a largo plazo aceptar menos dinero por un trabajo que amas y disfrutas que torturarte por un sueldo mayor.

13 going 30

Deja de pensar que estar soltera es estar sola

Quizá tus amigas están en relaciones estables, casadas y hasta con hijos o en planes de tenerlos mientras tú eres la única soltera. La presión social es demasiada en los 30 pero hoy más que nunca debes saber que estar soltera no es sinónimo de estar sola.. Cuando estás soltera tienes la oportunidad de vivir como te plazca y tener tiempo para tus pasiones. Si encuentras a alguien con quien estar y con quien te sientas satisfecha, ¡genial! pero si no es así, créeme, no es el fin del mundo. Disfruta tu tiempo a solas, eres tu mejor compañía. Además piénsalo, ¿quién dice que estar en pareja es la clave para la felicidad absoluta?

Deja de pensar que debes renunciar a tus sueños

El hecho de que hayas llegado a la tercera década no significa que seas demasiado mayor para hacer tus sueños realidad. Un error común es creer que solo los jóvenes tienen un potencial ilimitado para crear algo sorprendente que cambie el mundo. Muchas personas mayores de 30 años están cambiando el mundo todos los días, basta con recordar casos de éxito como el del coronel Sanders, quien tenía más de 60 años cuando fundó Kentucky Fried Chicken o Stan Lee, creador de Marvel, quien comenzó a escribir sus historias a los 40. La edad aporta experiencia y sabiduría, lo que te da más razones para perseguir tus sueños y hacer lo que siempre has querido.

13 going 30

Deja de pensar que debes ir al ritmo de los demás

No hay nada más peligroso que compararte con otros. Siempre habrá alguien con más talento y motivación que tú, alguien que parezca tener todo lo que deseas tener y tú eres esa persona para alguien más  Al compararte con los demás, sólo te perjudicas a ti misma porque subestimas tus propias habilidades en favor de las de otra persona. Nuestro éxito se se basa en nuestra perspectiva de lo que es el "éxito" por eso es que cada quien tiene diferentes objetivos y diferente nivel de logros. Cada quien florece a su ritmo. 

Deja de pensar en el qué dirán 

Seguramente piensas que todo el mundo habla de tu situación y que todos te ven como un fracaso porque no has conseguido tu propio departamento  o tu propio negocio. La realidad es que cada quien tiene sus problemas y nunca sabremos qué es lo que realmente está pasando en la vida de los demás. Recuerda que las redes sociales son engañosas y nunca sabrás si esa persona realmente tiene todo lo que presume. ¿De qué te preocupas? Además, si a nadie le importan tus opiniones, tampoco debes perder el tiempo preocupándote por lo que piensan.

Es parte de la naturaleza humana querer agradar a la gente, pero tu vida no debe girar en torno a eso. Concéntrate en lo tuyo.

13 going 30

Más de este tema

No te aferres a un amor que duele más de lo que vale

4 libros que puedes empezar a leer para terminar el año con una sonrisa

Te recomendamos en video