Wellness

5 poses de yoga que pueden ayudarte a luchar contra la depresión

La depresión es un tema serio a tratar, pero con estas poses de yoga puede ser un problema un poco más llevadero.

Algunos días, temes levantarte por la mañana y enfrentarte al mundo. La desesperanza se apodera de ti y te sientes vacía. Si esto se repite con frecuencia, es posible que la depresión esté llamando a tu puerta. Cuanto antes encuentres una solución, más rápido desaparecerá esa sensación tan incómoda, y puede que con algunas sesiones de yoga puedas ayudarte a combatirla. Todo está en adoptar las poses correctas.

El yoga es una de las mejores formas de mejorar el estado de ánimo y mantener a raya la depresión. Las poses aumentan la circulación sanguínea del cerebro y permiten la producción de hormonas que elevan tu actitud positiva. Además, no tiene efectos secundarios adversos, lo que la convierte en una mejor opción en comparación con otros medicamentos.

5 poses de yoga que pueden ayudarte a luchar contra la depresión

Así que por esta y muchas otras razones esta práctica puede ser tu solución para combatir este mal, y estas cinco poses son perfectas para comenzar. Pruébalas durante al menos 12 semanas para notar cambios significativos.

Balasana (postura del niño)

Balasana ayuda a calmar tu cerebro y alivia el estrés y la ansiedad. Estira suavemente la zona lumbar y las caderas, lo que permite que tu cuerpo se relaje. La paz y la calma prevalecen sobre todo tu ser, ayudándote a lidiar mejor con tu depresión.

Esta es una de las poses de yoga más cómodas. Todo lo que tienes que hacer es arrodillarte y sentarte sobre tus talones. Asegúrate de que tus dedos gordos se toquen entre sí. Mantén las manos en las rodillas y sepáralas a la altura de las caderas. Luego, dobla el torso hacia adelante, entre los muslos divididos, con la cara tocando el suelo. Lleva los brazos hacia adelante y colócalos a ambos lados de la cabeza, con las palmas hacia abajo. Permanece en esta posición durante unos minutos.

Sethu Bandhasana (postura del puente)

Sethu Bandhasana fortalece los músculos de la espalda y los alivia. También ayuda a relajarte y hace maravillas para las personas que sufren de estrés, ansiedad y depresión. Según reseña el portal Stylecraze, también te ayuda a sentirte ligera y a gusto contigo misma.

Para hacer la pose, acuéstate en el suelo boca arriba. Mantén los brazos en el suelo a cada lado con las palmas hacia abajo. Levanta las piernas doblándolas por las rodillas. Asegúrate de que los tobillos estén alineados con ellas y que los pies estén separados unos centímetros. Luego, levanta suavemente toda la espalda del piso y mantén la pose durante unos segundos. Mientras haces esto, tus muslos deben estar paralelos entre sí y tu pecho debe tocar tu barbilla.

Adho Mukha Svanasana (postura del perro boca abajo)

Adho Mukha Svanasana permite que la sangre fresca fluya hacia tu cuerpo. Estira el cuello y la columna cervical, liberando el estrés en ellos, reduciendo así la ansiedad y calmándote en el proceso. Esta pose también fortalece los músculos abdominales y mejora la digestión.

Para hacerla, haz una postura de mesa con tu cuerpo. Usa tus piernas y manos para hacer las patas y tu espalda como tablero. Ahora, endereza los codos y las rodillas, empujando la cadera hacia arriba y formando una V invertida con tu cuerpo. Las manos deben estar separadas al ancho de los hombros y las piernas separadas al ancho de las caderas. Presiona firmemente las manos contra el suelo y estira el cuello. Tu oído debe tocar la parte interna de tus brazos. Mantén tu mirada fija en tu ombligo.

Halasana (postura del arado)

Halasana reduce la tensión en tu espalda y mejora tu postura. Calma tu cerebro, te da una buena sesión de estiramiento y reduce el estrés. Mantiene a raya los dolores de cabeza y el insomnio, además de ayudarte con la depresión. Esta también es una de las mejores poses calmantes para tu sistema nervioso.

Para hacer esta postura de yoga, acuéstate boca arriba, con los brazos estirados a lo largo de tu cuerpo. Levanta las piernas del suelo en un ángulo de 90 grados con respecto al suelo. Luego, coloca las manos en las caderas y, utilizándolas como apoyo, levántalas hacia el pecho. Baja lentamente las piernas y colócalas sobre tu cabeza, tocando el suelo más allá de tu cabeza y colocando los dedos de los pies firmemente en el suelo. Asegúrate de que tus muslos estén rectos para evitar que toquen tu cabeza. Retira las manos de las caderas, estira los brazos hacia adelante y colócalos en el suelo con las palmas hacia abajo.

Uttanasana (postura doblada hacia adelante)

Uttanasana alivia la tensión en la espalda, los hombros y el cuello y mejora el funcionamiento de tu sistema nervioso. Te calma y reduce la ansiedad. También mejora la circulación sanguínea.

Para hacer esta pose de yoga, párate derecha con los brazos a lo largo de tu cuerpo. Colócalos en las caderas e inclínate hacia adelante. Haz que tu cabeza y tu pecho toquen tus muslos. Baja las manos y colócalas junto a los pies o sostén los tobillos por detrás. Mantén los muslos rectos.

Más de este tema:

Tonifica los glúteos con estos ejercicios de yoga ideales para mujeres de 40 años o más

3 ejercicios de yoga para mantener el cuerpo y la mente relajados durante el embarazo

Ejercicios faciales de yoga para dejar nuestra piel brillante y evitar las marcas de edad

Te recomendamos en video

Tags

Lo Último


Te recomendamos