Parálisis del sueño: cuando el cerebro se despierta primero que el cuerpo

Aunque muchas personas lo asocian con una experiencia paranormal, se trata de una parasomnia.

¿Alguna vez te ha pasado que te despiertas, pero no puedes moverte? No eres la única. Es un fenómeno más común de lo que se cree y recibe el nombre de parálisis del sueño. Se refiere a que el cuerpo despierta mucho antes que el cerebro.

¿Cómo enfrentar los miedos?

La psicóloga clínica, Pili Valencia, nos orienta en momentos de incertidumbre sobre cómo enfrentar nuestros temores.

Es una situación bastante incómoda. Quieres gritar, moverte o levantarte y no puedes hacerlo. Esto es porque tu cuerpo aún está dormido. Muchas personas lo asocian a una experiencia paranormal, pero la ciencia tiene otra explicación.
De acuerdo con los expertos de Psicopedia, la parálisis del sueño se trata una parasomnia, es decir, un trastorno de conducta que ocurre durante el sueño, en este caso asociada con el sueño REM. Así está definido en la clasificación de trastornos del sueño (ICSD).

Es una manifestación patológica

Como te adelantamos, muchas personas asocian la parálisis del sueño con creencias místicas, pero los especialistas señalan que realmente es una manifestación patológica y disociada de atonía muscular. En otras palabras, es un déficit de fuerza muscular que es característica de la fase del sueño de la que te hablamos.
El estrés, la ansiedad y la narcolepsia pueden ser algunas de las causas. Esta última es un trastorno que se caracteriza por una somnolencia extrema durante el día y ataques repentinos de sueño. Los pacientes con esta condición frecuentemente tienen problemas para mantenerse despiertos durante largos períodos de tiempo.

El poder de sentirte bella cuando llegas a la "mediana edad"

Llegar a los 40 años no es perder tu belleza

La parálisis del sueño puede generar miedo, ansiedad, insomnio y alucinaciones. Por eso los expertos recomiendan a los pacientes en primer lugar saber que esta no es una situación maligna y que ni siquiera tiene consecuencias negativas para el organismo o cerebro.
Para enfrentar la parálisis del sueño se recomienda mantener una buena higiene del sueño. Es decir, tener unos horarios establecidos para irse a dormir y no variarlos. Relajarse y meditar son de mucha ayuda para este trastorno. Se recomienda no intentar moverse mientras ocurre y luego de que pase tomar un baño relajante, así como incorporar el ejercicio en tu rutina diaria.

 

Lee también: Superar el duelo por un ser querido que partió por el Covid-19, la batalla que luchan los familiares

 

Te recomendamos en video: