El proceso de enfrentar una pérdida en medio de la pandemia

Tener una ruptura amorosa, perder el trabajo o a un ser querido puede ser más doloroso en estos tiempos

Todos estamos experimentando algún tipo de dolor en estos días. A medida que la pandemia de coronavirus ha avanzado, nos hemos visto obligados a adaptarnos a una realidad que jamás pensamos.

De algún modo, esta situación se ha convertido en un duelo para todos. No necesariamente tiene que haber una muerte, sino que puede ser el hecho de quedarse sin trabajo, una ruptura amorosa o bien, la pérdida de la libertad a causa del confinamiento.

En entrevista con Nueva Mujer, Nora Marbán Garduño, psicóloga clínica y tanatóloga explicó cómo es que nos estamos viendo afectados por las pérdidas durante la pandemia.

¿Qué es la tanatología?

“La tanatología nos ayuda con el duelo, el dolor que provoca una pérdida. No sólo tiene que ver con muerte sino que también puede ser la pérdida de algo material, sea un objeto con un significado importante, un patrimonio, un trabajo o la salud. También puede ser un divorcio o el fin de un noviazgo; lo que sea que provoque un cambio en tu rutina y con ello un dolor. El tanatólogo ayuda en el proceso a la aceptación”

TAMBIÉN LEE: Las personas más fuertes conocen el dolor de perder a alguien que amaron

¿Por qué se dice que estamos pasando por un duelo en estos momentos tan complicados y cómo lo manifestamos?

“Estamos teniendo muchas pérdidas. Perdimos la libertad, nuestra rutina. Tenemos mucha ansiedad y estrés porque no estamos haciendo lo de antes: la convivencia y la socialización con la familia o los amigos. Por otro lado, hay miedo a enfermar o a salud de casa donde nos sentimos seguros. Algunas personas también están más afectadas por la soledad”

dolor

¿Qué sucede con las personas que están atravesando por la pérdida de un ser querido?

“Está siendo algo muy complicado porque son duelos muy diferentes. Desde que la persona enferma ingresa al hospital, deja de ver a su familia. Ya no puede haber contacto y si fallece, no hay certeza de qué pasó. Los trámites están siendo muy complicados y largos; se vuelve algo agotador. Además no se está llevando a cabo un ritual que nos ayude con el proceso de la muerte. Esto es importante ya que es una forma de despedirse, de agradecer a la persona y ahora no se puede. No podemos ni siquiera abrazarnos”

TAMBIÉN LEE: El dolor de no poder despedirte de alguien a quien amaste

¿Cómo enfrentamos esto cuando no tenemos estos rituales de cierre?

“Hay frustración y culpa. Se queda la parte de ‘¿cómo pasó?’, ‘¿y si yo lo contagié?’. Son duelos que no se están cerrando pero se tienen que trabajar. Las personas que están pasando por esto deben recibir el apoyo para poder procesarlo.

¿Por qué nos cuesta tanto trabajo soltar?

“Hacemos muchos juicios. Todo es bueno o malo y nos cuesta ver la parte positiva de las cosas. Esto hace que nos cueste entender la parte de aprendizaje ¿para qué me sirve esto que está pasando? ¿qué puedo aprender de esto?. De alguna manera, la crisis nos ha servido para parar un poco y valorar lo que tenemos alrededor”

¿Cuándo es recomendable que las personas acudan a un especialista?

“Cuando te sientas sobrepasado por tus emociones, cuando te rebase el dolor, no puedas dormir o no controles tu ansiedad. Buscar ayuda no es de locos o enfermos, tampoco que otra persona te va a resolver la vida. Un especialista te van a orientar y dar las herramientas para que puedas salir solo. Es una ayuda para ordenar tus ideas”

Mereces un amor que te acompañe en tus momentos más vulnerables

Cuando sientes que todo se derrumba, ese amor sacará lo mejor de ti

Te recomendamos en video