Cuando tus pensamientos no te dejan dormir en la noche

En estos parece imposible conciliar el sueño pero no te preocupes, no estás sola.

Todo está tranquilo, las luces están apagadas y tu cabeza sobre la almohada. Te dispones a dormir profundamente pero ¡sorpresa! pasan y pasan las horas y tú sigues despierta.

Las ideas no dejan de retumbar en tu cerebro, piensas en todo lo que no hiciste en el día y comienzas a planear lo que harás cuando despiertes. Te acuerdas de aquella vez en la que le dijiste a una amiga algo que no debías o cuando te regañaron por no llevar la tarea…cuando estabas en secundaria.

Sí, la mente funciona de forma curiosa y a veces los recuerdos y pensamientos más aleatorios nos atacan cuando menos queremos.

TAMBIÉN LEE: Los siete alimentos que no debes consumir antes de irte a la cama

Esto le sucede a muchas personas, especialmente en estos tiempos cuando todos estamos con el estrés y la ansiedad a tope. Es tan fácil que la ansiedad nocturna nos ataque, después de todo, es nuestro momento más vulnerable del día, cuando nos quedamos solos con nuestros pensamientos.

Muchas personas con insomnio tienen una queja común: "No puedo dejar de pensar por la noche". 

dormir

El insomnio puede ocurrir particularmente durante los períodos de estrés o ansiedad y aunque parece que está fuera de control, en realidad no lo es.

Sí, quizá se siente como una película eterna que se proyecta en tu mente y mientras más piensas en "apagarla", más difícil resulta conciliar el sueño. 

TAMBIÉN LEE: La ansiedad al despertar, cuando tu mente te traiciona desde el inicio del día

Te sientas, te das la vuelta, tomas tu celular y terminas en páginas aleatorias de Wikipedia o viendo videos de Youtube sin sentido. Miras el reloj y te das cuenta que apenas ha pasado un minuto; repites lo anterior y cuando te asomas de nuevo al reloj, te quedan pocas horas antes de comenzar el día. ¡Una pesadilla! 

El insomnio es consecuencia de una cadena de situaciones en tu vida. Piensa de dónde puede venir toda esa angustia que sientes, ¿es porque no terminaste tus pendientes? ¿quizá te arrepientes de algo que dijiste? Lo hecho está hecho. Vete a la cama con la idea de que ya no puedes cambiar lo que ya fue pero sí puedes hacer algo mañana, cuando amanezca.

TAMBIÉN LEE: Qué hacer cuando la ansiedad te invade en las noches sin dejarte descansar

dormir

Si no duermes, repetirás ese ciclo en el que no puedes completar tus tareas o donde no estarás rindiendo al cien porque no te sientes bien.

Cuando tienes insomnio, comienzas a pensar demasiado pero eres capaz de domarla. Tranquila, no hay nada de malo contigo y tampoco estás sola. Todo estará bien.

Como alguien que padece insomnio frecuente, estos consejos te pueden ser útiles. ¡Inténtalo!: 

-Date una ducha rápida y caliente. Realmente ayuda a relajarte y te cansa.

-Si tienes la ansiedad de ver tu celular, házlo pero no veas algo que te altere demasiado. Pon un video relajante; Bob Ross y sus tutoriales de pintura son  la mejor opción.

-Concéntrate en tu respiración. Respirar uno, exhala dos y así sucesivamente. Cuenta diez respiraciones y comienza de nuevo. Si tu atención se desvía, vuelve a empezar.

-Haz una cuenta regresiva desde 100. Hazlo lento y pausado. Al mismo tiempo, concéntrate en esa respiración.

Te recomendamos en video