Por esto es que es tan difícil superar una relación que no pudo ser

Una relación indefinida es quizá la que más afecta al corazón

Una ruptura amorosa siempre es complicada porque duele en lo más profundo de tus entrañas. Nadie dijo que seguir adelante fuera fácil dejar ir a esa persona; pero si algo es todavía peor, es tratar de superar un amor que nunca tuviste.

Y es que aunque hubo "algo" entre tú y esa persona, al final, sabes que fue una relación que no pudo ser más. Es así como la lucha radica en tratar de comprender por qué algo que parecía tan correcto nunca logró despegar.

Es una especie de limbo en el que quedas atrapada, en el que no hay respuestas claras a tantas preguntas que revolotean en tu cabeza. Sí, era emocionante, la compañía de esa persona te hacía sentir bien y por un momento creíste que era todo tu mundo, pero no saber hacia dónde va o por cuánto tiempo estará ahí, se convierte en una tortura.

LEER MÁS: No te sientas culpable por poner tu felicidad primero

Cuando estás involucrada en una situación indefinida, cualquier momento puede ser la última vez. Y cuando ese momento llega, te encuentras flotando en la nada. ¿Por qué es tan difícil de superar?

1. Porque nunca estuviste segura de nada. Siempre fue así, con mensajes y encuentros esporádicos; planes espontáneos, besos inesperados y palabras bonitas que jamás supiste si fueron con la intención de ser algo más.

relación

 

2. Porque más que amantes, eran amigos. La conexión siempre estuvo ahí, aún cuando nunca hicieron las cosas oficiales. Por un lado, se contaban todo y estaban ahí para el otro…pero no eran una pareja, sólo dos personas que parecían entenderse y acoplarse. Al final, las conexiones misteriosas no garantizan un compromiso.

3. Porque al final quedaron un sin fin de preguntas sin respuesta. Es difícil superar a alguien cuando no estás segura de por qué se fue. Es aún más difícil superar a alguien cuando no estás segura de cómo se sintió acerca de ti en primer lugar. ¿Realmente sus sentimientos coincidían con los tuyos?¿La separación es tan dura para ellos como lo ha sido para ti? ¿Y si la química que juraste tenían sólo existió en tu cabeza?

LEER MÁS: La ansiedad en amistades tóxicas es real, y es necesario alejarse

Parece muy injusto que esa persona se haya ido de tu vida antes de que tuvieras la oportunidad de experimentar todo eso con lo que soñaste. Quizá nunca durmieron juntos, quizá nunca se besaron pero en tu cabeza, quizá nunca te vio a los ojos a la luz de la luna como lo hacen en las películas románticas; pero siempre tuviste la esperanza de que todo eso pasaría en algún momento y duele que no se haya hecho realidad.

La frustración es interminable y hace que seguir adelante sea mucho más difícil. Incluso cuando no tenemos la respuesta y aprendemos a aceptarlo, lo que molesta no es solo el recuerdo de lo que fue, sino lo increíble que pudo haber sido.

Afortunadamente ésta no es una condena. Eventualmente te despegarás de esa persona y te darás cuenta de que al final, simplemente no te eligió. Entenderás que por una u otra razón, no pudo darte lo que necesitabas y viceversa.

Recuerda que esa persona puede darte la ilusión de bienestar a través de la conexión, la química y las mariposas en el estómago, pero eso no significa que olvides lo que mereces y eso es un amor completo, no a medias. Recuerda que quieres ser amada y elegida, no casi amada o casi elegida. Olvida cómo te sientes acerca de esta persona y recuerda lo que mereces.

Te recomendamos en video