Estos son 7 chequeos médicos que ninguna mujer debe evadir

Hacerse un chequeo periódico de salud puede evitar que desarrolles enfermedades o encontrar alternativas cuando algo no anda bien.

Por Karen Hernández

El ritmo de vida actual nos lleva a hacer de lado muchas situaciones importantes que tienen que ver con nuestra salud. Sin embargo, es muy importante que tengas claro que tu bienestar es importante y que debes tener un contacto frecuente con tu doctor de confianza para que confirme que todo está en orden y evitar complicaciones.

Estos son los chequeos que no debes pasar por alto.

Seno
Uno de los males que más afecta a las mujeres es el cáncer de mama, y es que además hay una falta de conocimiento que empeora la situación, cuando se puede prevenir. Según informa la Sociedad Americana Contra el Cáncer, un chequeo de estos se refiere a conocer bien tus senos para que notes cuándo hay cualquier cambio físico o sensación extraña. Lo puedes hacer tú misma, sólo tienes que ponerte de pie frente a un espejo, desnuda, en posición erguida y palpar tus senos con cuidado para ver si on tienes bolitas. También debes revisarte con los brazos colgando a los lados y luego con las manos presionando la cintura. Finalmente elevalos por encima de la cabeza. Esto es para que veas si hay algo extraño (color, forma, pezones). Lo ideal es que también acudas al ginecólogo para que te haga un chequeo más completo.

De acuerdp con el Colegio Americano de Radiología, A partir de los 50 años, se recomienda realizarse una mamografía a partir de los 40 años. Esta prueba consiste en tomar una imagen de la mama con rayos X para detectar el cáncer en etapa inicial. La mamografía es capaz de detecta el cáncer incluso años antes de su aparición.

Papanicolau
La AECC Contra el Cáncer, explíca que este se realiza ante la sospecha de anomalías en el cuello uterino por infección por Virus del Papiloma Humano (VPH) o presencia de ulceras en el cuello de la matriz. También es conocida como citología y es capaz de prevenir el desarrollo de cáncer cervical. Para ésta, debes ir con un especialista que analizará una muestra de células de tu cuello uterino

Los ginecólogos recomiendan hacerte este examen en cuanto comiences a tener una vida sexual activa o a partir de los 21 años. Después de tu primer examen, el estudio se realiza cada tres años hasta que cumplas los 35 años y después cada 5 años. Si tienes historial de cáncer en tu familia, no dudes en realizarte el chequeo en el tiempo señalado

DESCUBRE MÁS

 

Glucometría

De acuerdo con The Hormone Health Network, se trata de un chequeo sencillo que sirve para medir los niveles de glucosa en sangre. Se recomienda a mujeres que sean propensas a padecer Diabetes Mellitus (o que ya hayan sido diagnosticadas), hipoglucemia, hiperglucemia y a mujeres embarazadas. El procedimiento se realiza con un glucómetro, que es un aparato que toma una pequeñísima muestra de sangre para medir tu azúcar. 

Una prueba de ETS detecta cualquier enfermedad de transmisión sexual. The Adolescent Medicine Services at Cambridge Health Alliance señala que estas pruebas son fáciles de hacer y no dudes en hacerte una 1 vez al año, pero si has tenido relaciones sexuales sin la protección adecuada y sospechas que algo no está bien, debes hacerte una cuanto antes. Muchas ETS no presentan síntomas inmediatos y pueden contagiarse a través del sexo vaginal, sexo oral, anal e incluso por tener contacto con algún objeto infectado (como agujas). Por ello, es importante que consideres un chequeo periódico (que consiste en un análisis de sangre) para detectar cualquier anomalía y tratarla a tiempo en caso de existir.

Imagen foto_00000016

 

De acuerdo con The Texas Heart Institute, esta es una prueba que no podemos pasar por alto, ya que tanto la presión como el colesterol, pueden alterarse sin que nos demos cuenta. El estrés diario y una mala alimentación, son los responsables de que nuestro cuerpo sufra estos cambios inadvertidos. Es importante hacerse un chequeo regular, especialmente a partir de los 30 años (o antes, si se tienen antecedentes familiares) para evitar eventos cardiovasculares.

Este examen es un poco más complejo debido a la preparación previa que se requiere sin embargo, The Osteoporosis and Related Bone Diseases National Resource Center, indica que es muy importante tomarla en cuenta. Sirve para medir la densidad de calcio que existe en nuestros huesos, especialmente para detectar la osteoporosis y valorar el riesgo de posibles fracturas. A partir de esto, se puede recomendar un tratamiento adecuado para evitar mayores complicaciones. Esta prueba se recomienda para mujeres postmenopáusicas, especialmente si son fumadoras o diabéticas. Incluso si eres joven y has sufrido fracturas, aún cuando recibiste algún golpe leve, puedes considerar hacerte un chequeo para que valoren si tienes niveles de calcio adecuados o tus huesos son muy frágiles.

Este es también unn chequeo importante ya que muchas veces se pasan por alto los problemas de visión y se trata de procedimientos que no requieren de tanto tiempo ni tampoco duelen.

Según explíca The Glaucoma Research Foundation, el glaucoma es un padecimiento degenerativo del ojo que conlleva a complicaciones graves de visión. Los exámenes oftalmológicos periódicos pueden llevar a una detección temprana del glaucoma y deben realizarse, especialmente a partir de los 40 años, aunque puede hacerse desde los 35. Las personas con diabetes y mayores de 60 años son propensas a desarrollar esta enfermedad. En general, es importante visitar al menos 1 vez al año al oftalmólogo para realizar un examen de la vista.

Recuerda que cada organismo es diferente pero siempre consultar un médico ante cualquier anomalía o si tienes cualquier duda con respecto a tu salud.

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram