Al menos seis costureras muertas y decenas más bajo los escombros

Así como sucedió hace 32 años, volvieron a ser uno de los grupos vulnerables.

Hace 32 años, el entonces Distrito Federal sucumbió ante un terremoto de 8.1 grados que paralizó  a la ciudad. En aquella época no había redes sociales para organizarse; la sociedad salió a las calles, se unió, ayudó a las personas que tenían más cerca.

Uno de los sectores más afectados fueron las costureras de la zona de San Antonio Abad, cerca del primer cuadro de la ciudad de México, más de 30 años después la historia se repite. Un grupo de mujeres que laboraban en el inmueble de Chimalpopoca y Bolívar vieron cómo se vino abajo, sin darle oportunidad a todas de salir.

Las personas que se encontraban en el inmueble son principalmente mujeres, pues trabajaban ahí en la elaboración de vestidos y ropa para niños y niñas, principalmente.

De acuerdo a lo publicado por medios mexicanos, una persona que trabaja frente a la fábrica en la que casi una centena de mujeres quedaron atrapadas, sus amigas se negaron a salir del edificio porque pensaban que era un nuevo simulacro.

Señaló que el edifico de cuatro pisos terminó completamente destruido, que luego de desplomarse los vecinos y las personas cercanas a él corrieron a ayudar y organizarse para salvar a cualquier persona que encontraran con vida.

Humberto Padgett, periodista mexicano, dijo en entrevista con el comunicador Ciro Gomez Leyva que luego del sismo esperaban rescatar a 100 personas, pero sólo habían podido sacar a 37 de entre los escombros. Esa actualización la dio esta mañana y al momento no se han actualizado las cifras.