Pareja

7 cosas que una mujer inteligente jamás permite en una relación

El amor puede cegar pero es momento de hacerle más caso a tu cerebro e intuición

El romance puede cegarnos a todas aún cuando haya señales de que estamos en una mala relación. Es difícil aceptarlo, pero el amor de nuestra vida también puede poseer cualidades terribles y a veces peligrosas. Nadie es perfecto, y es normal que de vez en cuando esos defectos nos lleven a peleas que deben resolverse. Aunque claro, hay problemas que sólo se resuelven terminando la relación.

A veces, no importa cuántas veces nos lo digan o cuántos golpes nos demos pero a menudo permitimos que nuestra pareja haga lo que quiera con tal de evitarnos problemas.  Muchas dirán "eso no me pasa a mi", "yo no hago eso", pero de una forma u otra, cuando nos enamoramos, olvidamos poner límites. Se una mujer inteligente implica escuchar más al cerebro que al corazón, encontrando un balance entre tus emociones y tu intuición. Escucha esa vocecita que te dice aquello que no debes pasar por alto eso que no te gustó que hizo o dijo tu pareja.

Estas son 7 cosas que no debes permitir en tu relación:

Que tu pareja controle tu vida

Una relación es de dos y está bien que se complementen y que de vez en cuando uno opine sobre alguna situación del otro. Lo que no es normal es permitir que tu pareja tome el control de todo. No tiene por qué decidir ni hablar por ti ni limitar tu libertad. Acude a tu inteligencia emocional para poder diferenciar la manipulación del amor.

Que haya mentiras o engaños

La confianza es la base de toda relación exitosa y lo único que hacen las mentiras y engaños es romper lazos.  Una mujer inteligente sabe que si su pareja no es completamente honesta las cosas no marcharán bien y eventualmente se deteriorará la relación. Y aceptar una infidelidad JAMÁS. Lo importante es trazar un límite entre los errores humanos (porque todos nos equivocamos) pero hay que estar consciente de que que existen malas intenciones que se disfrazan de errores. Quizá el otro no te ama tanto como tu o no tiene ese mismo nivel de compromiso.

No permitas que haya celos

Por más que en las películas los pinten como algo romántico, los celos nunca llevan a algo bueno. Estos destruyen y lastiman pero le corresponde a ambas partes trabajar sobre ello. Los celos afectan tanto a hombres como a mujeres, pero debemos aceptar que a veces llegamos a un punto en el que se nos salen de control. Una mujer inteligente y emocionalmente equilibrada comprende que los celos sólo siembran duda y que al final, terminarán en lágrimas y separación. Por ello, si sabes construir una relación basada en la confianza y el entendimiento, lograrás que ambos tengan libertad y derecho a mantener relaciones interpersonales sin que haya celos.

No cambies tu identidad sólo para agradar a los demás

Quizá te parezca cliché pero quien dice amarte, debe aceptarte tal cual eres y si no es así, simplemente no te ama. Al igual que en el primer punto, de vez en cuanto no está mal decirse lo que les molesta del otro pero si se vuelve una constante querer imponer tu estilo y tus formas de ser y actuar sobre el otro y viceversa, entonces estarás cayendo en algo tóxico.

Si tu pareja te exige que cambies para conservar la relación, entonces no es para ti. Si no le gusta tu cuerpo, tu personalidad o tu forma de pensar, ¿para qué está contigo?. Los cambios en tu vida o tu persona lo haces porque quieres, no porque otro te lo ordena.

No permitas ningún tipo de violencia 

Este punto debe quedar más que claro. La violencia no lleva a nada bueno y tanto la física como la emocional son terribles. Una mujer inteligente tiene la capacidad para defender su integridad y dignidad y una persona que transforma sus impulsos en golpes u ofensas no merece la pena. Nadie tiene derecho a hacerte daño y tu no tienes por qué permitir faltas de respeto. Así que si tu pareja está pasando este límite, es momento de decir adiós.

 

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO