Body Positive

¿Shakira tenía baja autoestima?, la razón por la que habría estado con hombres posesivos y dominantes

Los problemas que desencadenaron las relaciones más tortuosas para una de las mujeres más queridas de la música

Shakira

Shakira se ganó el corazón de todos gracias a temas que tocaban las fibras más sensibles de quien la escuchaba, a partir de metáforas que giraban en torno al amor, desamor, tristeza y una nueva forma de decirle a las personas lo mucho que significaban para nosotros, lo que la colombiana hizo fue poesía.

Pero a pesar de ser una de las mujeres con las características más sensuales del espectáculo, Shakira tiene un pasado que la atormentó y que quizá podría ser la razón por la que se mezcló con hombres que la rompieron de distintas formas, entre hombres posesivos y dominantes, siendo ella la que adquirió un papel más sumiso.

Shakira lidió con problemas de autoestima en su adolescencia

Aunque sus caderas no mienten, esto no siempre fue así, pues fue la propia Shakira la que contó que en su juventud, esta característica era algo que no le gustaba de su cuerpo y que por mucho tiempo, hasta llegar a los 20, lidió con problemas corporales que la llevaron a terapia para por fin poder aceptarse, así lo contó cuando tenía 33 años al periódico ‘News of the World’ en 2010.

“En toda esa década me pasé más tiempo preocupándome de lo que carecía que pensando en lo que tenía. Siempre deseaba ser más alta, tener piernas, las más largas, las caderas más delgadas, un trasero más pequeño e incluso el pelo más liso. Soy como todas las mujeres, nacidas para criticarnos a nosotras mismas”.

Para lograr esta aceptación y los evidentes cambios en su cuerpo, la barranquillera compartió que mantenía una cuidadosa dieta que combinaba con ejercicio, ya sea yendo a correr o bailando.

Esta teoría habría refrendado en los medios de comunicación que su evidente falta de autoestima, fue el detonante para vivir enclaustrada en relaciones con hombres patanes cuyas características en común se englobaban en ser dominantes y posesivos.

En años anteriores, (2014) habrían catalogado a Shakira con el ‘síndrome de la famosa sumisa’ explicando que mujeres exitosas que a nivel personal buscaban ser controladas por sus parejas para que les dijeran qué hacer y qué no. Esto último se habría notado cuando la cantante comentó que Piqué era “territorial y celoso”.

Agregaron que mujeres, como en su momento lo hizo Shakira, veían los celos de su pareja como una acción de amor, cuando esta era una demostración de inseguridad, posesión, miedo y territorialidad desencadenados de una baja autoestima por parte de la otra persona.

En 2010, cuando aún mantenía una relación con Antonio de la Rúa, la cantante ya había externado sus deseos por no casarse, viendo el matrimonio como un contrato, pues buscaba ser feliz a través de la libertad, diciendo que “quería ser su novia eterna”, agregó “Soy muy romántica y el matrimonio es solo un contrato, sin romanticismo alguno”.

Desde su debut con esos aires artísticos recuperados de íconos de la música noventeros, la colombiana se colocó como un símbolo que no solo traía un poder detrás de sus letras, sino en una artista completa con algunos de los bailes de estilo árabe más sensuales, aunque detrás de esta faceta, escondió por mucho tiempo problemas con su cuerpo que terminaron repercutiendo en su elección de parejas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos