Lecciones de estilo que aprendimos de los looks más casuales de la princesa Diana

En su versión más elegante o cotidiana, la princesa Diana dejó importantes combinaciones que son referencia.

Pasan los años y todavía recurrimos a la princesa Diana para refrescar ideas de moda que se mantienen inamovibles y son verdaderos clásicos de estilo. Esta mujer adelantada a su época, ya sea en su look más protocolar o casual, siempre fue una referencia.

Por este motivo conviene repasar algunos de los atuendos que llevó cuando se quitó la corona momentáneamente y simplemente fue Diana Spencer, especialmente en estos tiempos de coronavirus, donde queremos estar cómodas pero sin perder la elegancia.

Elizabeth Debicki, la bella actriz que será la princesa Diana en The Crown ¿Se parecen?

Netflix confirmó que interpretará a Lady Di en las últimas temporadas de la producción para su versión más madura.

El poder de las rayas verticales

Lady Di lo sabía muy bien. Un poderoso estampado que nunca te deja mal son las rayas verticales puesto que crean la ilusión óptica de que eres más alta, estiliza la figura y disminuye el volumen en esa parte del cuerpo.

Ella lo llevó en un paseo con el pequeño príncipe Harry y fue un acierto total.

El correcto oversized

A todas nos encanta sentirnos frescas con una camisa holgada, unas tallas más anchas que la nuestra, lo que ha alimentado a las tendencias oversized estos últimos años. No obstante, la princesa Diana también lo incorporó a su manera de vestir y de muy buena manera.

Con un pantalón corte alto y cinturón para resaltar su cintura, llevó una camisa de botones que arremangó para lograr un mejor entallado pero aún viéndose muy femenina.

Siempre básicos

Asimismo demostró que todas las mujeres deben tener prendas inamovibles en su armario: jeans, camisas blancas, pantalones negros, blazers neutros, un vestido negro formal, entre otros; son piezas que te ayudarán a crear miles de combinaciones y que nunca te harán lucir mal.

Princesa Diana

La magia de un blazer

La princesa Diana creaba grandes combinaciones y le colocaba la cereza al pastel con blazers  que elevaban el nivel del atuendo con poco. Así podía vestir un pantalón blanco común con una blusa de color y la chaqueta le daba la personalidad necesaria para acaparar las miradas.

Te recomendamos en video: