México

Camila Sodi y su tía Thalía: ¿Cómo es su relación?

La actriz se ha mantenido muy cercana a su tía de quien heredó su belleza y talento

Camila Sodi, está en boca de todos luego de su participación en la serie Luis Miguel donde interpreta a Erika, quien en la vida real es Issabela Camil, quien sostuvo un romance con el famoso cantante a finales de los años ochenta.

La actriz es sobrina de la reconocida cantante Thalía con quien mantiene una linda relación familiar y se les ha visto en algunas oportunidades juntas.

La joven es la hija mayor de Ernestina Sodi, quien es escritora mexicana y hermana de Thalía, de quien no solo heredó la belleza, sino también el talento para la actuación.

Actualmente, ambas manejan una carrera profesional exitosa, tanto en la industria musical como en la televisión.

Camila Sodi comparte junto a su tía

Las artistas comparten en sus redes sociales no solo sus proyectos de trabajo, sino también los momentos que comparten en familia.

“Cuando la familia se junta”, es uno de los vídeos que publicó hace un tiempo Thalía en donde Camila bromea con las costillas de su tía.

«Es la auténtica, es la única», dice la actriz en relación a los rumores que surgieron en los años 90 sobre que Thalía se había quitado algunas costillas para lucir una cintura pequeña.

View this profile on Instagram

@tv (@tv) • Instagram photos and videos

En el audiovisual aparece Thalía junto a su esposo y otros miembros de la familia, donde bromea a carcajadas que esa era la costilla que se sacó.

Aunque ellas se muestran muy cercanas, no todos en su familia mantienen una relación de afecto. Tal es el caso de Laura Zapata quien se mantiene distante de sus hermanas.

Laura es hija de la primera pareja que tuvo Yolanda Miranda, de quien se separó para luego inicar una relación con Ernesto Sodi Pallares, con quien tuvo cuatro hijos: Ernestina, Federica, Gabriela y Thalía Sodi.

Al parecer Zapata nunca tuvo una buena relación con la pareja de su madre y fue criada por su abuela.

«Mi abuela ha sido mi mamá. A los tres años, mi mamá contrajo nupcias y me dejó con mi abuela porque mi padrastro no me quería», dijo Laura en una entrevista.

Aunque la relación entre hermanas se mantuvo por un tiempo todo cambió luego del secuestro de Laura y Ernestina en 2002.

«Esto provocó daños internos en la relación estructural de la familia que vive este traumático evento, y cada cual lo procesa a su manera», dijo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos