logo
/ PinterestLas poderosas razones que explican porqué los gritos no son la solución en la crianza
Maternidad 04/09/2021

Las poderosas razones que explican porqué los gritos no son la solución en la crianza

El autocontrol y regular las emociones debe ser parte de tu rutina a partir de ahora.

Durante la crianza de nuestros niños es muy fácil desesperarse y caer en los gritos, especialmente porque a nosotros nos educaron de esa forma, así que es la manera de tratarlos que concebimos normal cuando hacen travesuras.

Sin embargo, los expertos afirman que estos modelos cada vez más deben seguir en el pasado porque esto solo deja una huella psicológica difícil de borrar en el futuro.

Razones para no recurrir a los gritos durante la crianza de tus niños

Lastiman su autoestima

Se convierten en adolescentes rebeldes y con poco amor propio.- Pinterest.

Los gritos son una forma de maltrato y esta, a la larga, hace que los pequeños crezcan siendo inseguros, retraídos, con síntomas de tristeza repentina y depresión.

Además, es un círculo vicioso sin fin ya que creerán que los gritos son la única solución, por lo que someterán a otras personas a lo mismo.

Tampoco les estaremos enseñando cómo gestionar correctamente sus emociones y serán más adelante personas que pierden el control.

Generan mala conducta

Aunque creas que gritar a tus hijos hará que se porten bien, en realidad es todo lo opuesto.

Según una investigación de la Universidad de Pittsburgh y la Universidad de Michigan, citada en Bebes y más, la violencia verbal genera diversos problemas de conducta como discusiones con compañeros, dificultades en el rendimiento escolar, mentiras a los padres y peleas en el colegio.

Los gritos en la crianza de los niños lo que está afianzando es una crianza autoritaria en la que la relación entre padres e hijos se basa en el miedo y no en el amor, la comunicación y el respeto. 

Los efectos de los gritos no se deshacen aunque pidas perdón y los llenes de besos o abrazos.- Pinterest.

No lo hacen reflexionar

Si no quieres que tu hijo vuelva a caer en la misma equivocación, gritarle no lo llevará a pensar el porqué estuvo mal y no debería hacerlo. Mediante esta vía, solo se intimidará y no te escuchará, generando en ellos malestar emocional y disparando el cortisol, la hormona del estrés.

Más de este tema:

No debes sentir culpa por ser una madre trabajadora

Cosas que nadie te dice sobre la maternidad que tienes que saber

4 lecciones que nos dejó ‘Vivo’ de Netflix por las que debes verla con tus hijos

Te recomendamos en video: