Siete consejos para tener un embarazo feliz con una mascota

Es muy conveniente que lleves a tu mascota al veterinario para que revise las vacunas

Si estás embarazada y tienes una mascota, debes poner en práctica algunas precauciones para evitar posibles complicaciones para el bebé que está por venir.

Pero, la realidad es que para muchas mujeres las mascotas forman parte de su vida y se convierten en un miembro más de la familia con su propio espacio, sus necesidades y sus hábitos.

Ahora, en el caso de las embarazadas algunas se preguntan si es conveniente convivir con algún animal de compañía, si se debe continuo contacto con mascotas (como perros y gatos), y si dichos animales representan algún riesgo para el desarrollo del feto y el buen fin del embarazo.

La recomendación más sensata que dan los veterinarios y los mismos pediatras es que te realices las pruebas necesarias para saber si sufres, por ejemplo, la toxoplasmosis, una enfermedad especialmente grave si se contrae en el embarazo.

Los mejores consejos

La recomendación más sensata que dan los veterinarios y los mismos pediatras es que te realices las pruebas necesarias. La recomendación más sensata que dan los veterinarios y los mismos pediatras es que te realices las pruebas necesarias. - Pixabay

Si fuiste al médico y todo salió bien, y mantienes tu deseo de seguir con tus mascotas estas son las mejores recomendaciones:

– Es muy conveniente que lleves a tu mascota al veterinario para que revise las vacunas que necesita tu animal de compañía.

– Durante el embarazo conviene que seas escrupulosa con los hábitos de higiene de tu mascota.

– Frecuentemente, cortale las uñas, bañala y limpia sus enseres con agua y jabón. De esta forma, evitarás la propagación de algunos parásitos habituales.

– Hay que evitar que las mascotas toquen u olisqueen la comida de la familia, en especial, la comida de la embarazada.

– Los perros, los pájaros y las tortugas pueden transmitir la bacteria de la salmonela. Aunque esta bacteria no daña al feto, la embarazada puede intoxicarse por salmonelosis, por eso debes tener cuidado.

– Debes ser especialmente escrupulosa con la higiene de tus mascotas. Utiliza guantes desechables para limpiar las áreas donde duermen. Siempre lávate las manos después de realizar la tarea.

– La mayoría de los agentes patógenos se encuentran en los excrementos de los animales. Así que es esencial extremar la higiene y si hay que asear sus cosas (lo ideal es que lo haga otra persona), lo recomendable es ponerse guantes al limpiar la caja y el resto de los utensilios del animal.

Preparar la mascota para el bebé

– Si la mascota es contigo con quien pasa la mayor parte del tiempo, sería ideal que otros miembros de la familia se acerquen de forma progresiva para que no note tanto tu ausencia.

– También es beneficioso para tu mascota que se relacione con algunos artículos del recién nacido como el coche de paseo para que lo identifique con el bebé.

– En el caso de los perros y los gatos, antes de llegar a casa con el recién nacido, se recomienda acercar una pieza de ropa del bebé a la mascota para que la olfatee y se adapte al olor del recién nacido.

Enfermedades que transmiten las mascotas

Durante el embarazo conviene que seas escrupulosa con los hábitos de higiene de tu mascota. Durante el embarazo conviene que seas escrupulosa con los hábitos de higiene de tu mascota. - Pixabay

Campylobacter

Las mascotas portadoras de la bacteria Campylobacter jejuni por lo general son los perros y gatos. Este virus provoca diarrea, dolor abdominal y fiebre en los humanos.

Bartonella henselae

 La toxoplasmosis es una enfermedad transmitida por los gatos especialmente grave si se contrae en el embarazo. La toxoplasmosis es una enfermedad transmitida por los gatos especialmente grave si se contrae en el embarazo. - Pixabay

Es otra bacteria de la que debes cuidarte si estás embarazada. Se transmite mediante el arañazo del gato (el ataque más común), aunque también puede transmitirlo con la mordida. Provoca fiebre y engrosamiento del hígado y el bazo.

Rabia

Es un virus que entra en el cuerpo humano a través de una mordedura o de una herida contaminada por la saliva de un animal infectado.

Toxoplasma gondii

Es una enfermedad que puede contraerse en cualquier momento de la vida.

Este microorganismo es un parásito intracelular que siempre se introduce en las células vivas de los organismos que infecta.

Sus síntomas pueden pasar desapercibidos y nunca se le asocian complicaciones. Si lo contrae una mujer embarazada, puede originar malformaciones congénitas en el feto.

Nueve mitos relacionados con el embarazo que debes descartar si estás en la dulce espera

No todas las creencias populares que se difunden generación tras generación son verdad

Mas de este tema:

Ideas de sesiones de fotos para embarazadas que puedes hacer en casa como una profesional

Nueve mitos relacionados con el embarazo que debes descartar si estás en la dulce espera

Ocho consejos para no aumentar de peso durante el embarazo