Cría hombres que ayuden en la casa, no que asuman que es "cosa de mujeres"

Es momento de que los hombres también asuman su responsabilidad en casa

No existe un manual sobre cómo ser la madre perfecta sin embargo, es importante tratar de poner el mejor ejemplo para los hijos, de modo que estos contribuyan de forma positiva en la sociedad cuando crezcan. A los niños les encanta ensuciar, pero ¿limpiar? Por lo general, no tanto (o nada), y con demasiada frecuencia, la responsabilidad de ordenar recae en mamá.

La idea de que las mujeres somos las encargadas de mantener el orden en el hogar mientras el hombre sale a trabajar viene de generaciones atrás. Y no es que ser "ama de casa" sea algo malo o menos que trabajar en una oficina o tener un negocio sino que se asuma que "es cosa de mujeres". Los niños por supuesto, repiten las conductas de sus mayores por lo que si ven que papá sale a trabajar todo el día y llega a recostarse mientras mamá prepara la cena y lava los platos, pensarán que "así debe ser".

TAMBIÉN LEE: Es momento de enseñarle a nuestros hijos a ser resilientes en tiempos de crisis

 

El trabajo doméstico es repetitivo y aburrido que tenemos que enfrentar todos los días. Sin embargo, no se puede ignorar el hecho de la sociedad asume que es responsabilidad únicamente de la mujer. Es ahí donde puedes motivar a tus hijos varones a cambiar.

Para muchas mujeres romper con esto esto ha representado un gran desafío, sin embargo, es muy importante guiar a los niños para que normalicen la idea de que las tareas domésticas es responsabilidad de todos.

Hoy más que nunca, es importante enseñarle a los niños buenos valores, así como la importancia de ayudar con los deberes de la casa. Aunque muchos dudan sobre cómo involucrar a los niños en la casa, es importante educarlos para que asuman ciertas tareas domésticas o trabajos de los que sean responsables todos los días o cada cierto tiempo en la semana.

TAMBIÉN LEE: La importancia de enseñarle a los niños y niñas a tener un corazón compasivo

Si bien es cierto que la mayoría de los niños tienen horarios muy demandantes entre las tareas de la escuela y las actividades extracurriculares, siempre hay un buen momento para poner en práctica lo anterior.

Estudios de la Universidad de Harvard y la Universidad de Stanford, han demostrado que los niños que entienden la responsabilidad de los quehaceres del hogar, tienen más probabilidades de convertirse en adultos felices, saludables e independientes. 

A los niños se les debe enseñar por etapas, según la edad que tengan. Por ejemplo, cuando están en preescolar se les pueden dar tareas simples como recoger sus juguetes cada vez que terminen de usarlos.

TAMBIÉN LEE: Aprovecha la cuarentena para olvidar a esas personas tóxicas que afectan tu felicidad

Las tareas deben aumentar conforme van creciendo. Cuando pasan a la primaria, deben asumir un poco más de responsabilidad como seguir recogiendo sus juguetes pero también ordenar su habitación, levantar los platos cuando terminen de comer o preparar su mochila solos..Los niños más grandes pueden ir aprendiendo tareas más complejas como poner la mesa, lavar los platos, barrer los pisos y hacer las camas.

Criar niños que ayuden no sólo los hará más responsables conforme vayan creciendo sino que además, serán capaces de entender que no hay tal cosa como "tareas de mujeres" y "tareas de hombres" sino que ambos son capaces de hacer cualquier cosa y que cuando se vive bajo el mismo techo, el orden es tarea de ambos.

Te recomendamos en video