Virales

Viajar sola para reconectar con mi interior: ¿Cómo fortalecer mi amor propio en un viaje?

Viajar siempre es un plan en equipo, pero te has cuestionado ¿por qué no viajar sola y reconectar conmigo misma? Adriana Márquez nos revela cómo ella lo logró y todo lo que vas a encontrar en este camino.

Adriana Márquez.

Viajar sola puede sonarte un tanto “loco”, y sí, es que estamos tan acostumbrados a realizar planes con más personas, para disfrutar, reir y fortalecer esos lazos. Sin embargo, que increíble suena reconectar contigo misma en un viaje a solas.

Ya es momento de sacarnos esos esterotipos de que las personas que están solas no son felices, eso es lo más alejado de la realidad. La gente que pasa tiempo a solas, se conoce, se valora más, y no permite que cualquier persona o cosa afecte su vida.

Hay alguien que sabe muy bien de desconectarse para volverse a encontrar, Adriana Márquez periodista y amante de los viajes nos compartió toda la experiencia que ella vivió y vive día a día cuando toma su mochila y solo decide ser ella y el nuevo lugar a conocer.

“El viajar sola fortalece tu amor propio como no te imaginas, te sientes responsable al cien por ciento de ti, conoces a nuevas personas. Al explorar estas vivencias te sientes tan enriquecida, que todo empieza a cambiar en ti ”, nos cuenta Adriana.

Fotos: Adriana Márquez

Viajar sola, ¿cómo lograrlo?

Adriana exploró tantas culturas y lugares enriquecedores que jamás regresó a ser la misma, tanto así que decidió compartir su experiencia como un método de motivación para que otras mujeres consigan fortalecer su amor propio, autoestima y valor desde una actividad que alimenta el alma y la mente.

Recorrió más de 50 países, aprendió nuevas costumbres, algunos idiomas, ahora viaja por conocer y explorar, pues lo más importante ya lo consiguió y fue consolidar a su yo interior.

Así que hoy también quiere compartir contigo porque es beneficioso hacer actividades autónomas.

El plan es solo tuyo

Cuando no va nadie contigo, puedes tener el control total de todo, desde la cantidad de tiempo que te quedas en una playa, hasta la lista de lugares que quieres visitar. Todo es a tu ritmo y a tu tiempo, y no hay problemas porque alguien quiere hacer algo diferente.

Aumentas tu felicidad

Viajar solo también mejora la confianza en ti mismo (porque no tienes a nadie más para protegerte y todo te obliga a salir de tu zona de comodidad y a tomar tus propias decisiones). Un dato muy importante es que hay estudios que dicen que aumenta la felicidad y satisfacción que sientes, esto porque vives experiencias diferentes y generas recuerdos que son solo tuyos.

Exploras a tu ritmo

Nadie te va a apresurar para pasar de un lugar a otro, puedes caminar a la velocidad que a ti te guste.

Puedes practicar otro idioma

Estar solo te obliga a hablar con otros, a aprender un poco más del idioma del lugar al que vas a ir (aunque sea para preguntar dónde está el baño), y eso ayuda a que desarrolles mejores habilidades para comunicarte con los demás.

Aprendes a resolver problemas

Nadie va a estar ahí para resolver lo que te pase, así que esto ayuda a que tomes mejores decisiones, a que tengas confianza en ti mismo y a que salgas de tu zona de confort, lo que te va a ayudar en todo tipo de situaciones, no solo cuando estés viajando.

Apreciar tu propia compañía

Esto también ayuda a que hagas la diferencia entre estar solo o sentir soledad. Puedes aprender a disfrutar de tu tiempo personal, de no estar rodeado siempre de personas o de no tener que hacer una conversación con los demás si no lo quieres. Es una forma de valorarte a ti mismo y entender que tu felicidad no depende de los demás.

Cuando eres conciente de que nadie puede ser algo para cambiar tu vida, tus sentimientos e incluso todo aquello que involucra el tan trillado “amor propio”, entonces ahí empiezas a ver por ti y para ti. Sin duda, Adriana ha cambiado una perspectiva que hoy personalmente deja de ser única y real (me refiero a creer que los mejores viajes son en grupo), y claro con esto no digo que no lo hagas, para nada, es parte de fortalecer los vínculos externos. Solo tomemos los consejos de Adri y empecemos por explorar el mundo con nosotras mismas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos