logo
La deforestación de la selva amazónica sigue aumentando y es algo que nos concierne a todos
Lifestyle 11/05/2021

La deforestación de la selva amazónica sigue aumentando y es algo que nos concierne a todos

La selva amazónica está desapareciendo poco a poco

El Amazonas es la selva tropical más poderosa del mundo y ahora se está reduciendo a un ritmo alarmante entre los incendios y la deforestación. Si desaparece por completo, los efectos en nuestro planeta serán devastadores. 

La cuenca del río Amazonas alberga la selva tropical más grande de la Tierra. Ésta abarca aproximadamente el tamaño de los cuarenta y ocho Estados Unidos, cubre alrededor del 40 por ciento del continente sudamericano e incluye partes de ocho países sudamericanos: Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana y Surinam, así como la Guayana Francesa, un departamento de Francia.

De acuerdo a lo reportado por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) y El Observatorio del Clima de Brasil, el mes pasado la deforestación de la selva amazónica alcanzó un récord.

“Hubo una disparada enorme de construcciones viales”, aseguró el director general de la FCDS, Rodrigo Botero. “Es probable que podamos ver en el primer trimestre que viene del 2021 un crecimiento otra vez en deforestación por la ampliación que hemos visto en redes”.

El informe revela que el área de la selva tropical que ha sido destruida corresponde a 581 kilómetros cuadrados lo que muestra un aumento del 42.5% interanual. Según expertos, la cantidad de vegetación nativa devastada puede ser mayor. El récord anterior fue en 2018, con 490 kilómetros de selva destruidos.

Durante la Cumbre del Clima en abril, Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, aseguró que buscaría tomar acciones para eliminar la deforestación ilegal en Brasil para 2030. Sin embargo, cuando llegó al poder en 2019, la devastación de la selva amazónica ha alcanzado cifras alarmantes en toda la historia de Brasil debido a sus políticas ambientalistas que han sido muy criticadas por ONG.

A medida que aumenta la actividad humana en el Amazonas, su futuro es incierto. Los científicos advierten que décadas de actividad humana y un clima cambiante han llevado a la selva cerca de un “punto de inflexión”.

La deforestación genera enfermedades, el cambio climático y está sucediendo a un ritmo acelerado

La selva tropical se llama así porque es un lugar muy húmedo, donde los árboles extraen agua de la tierra que luego se acumula en la atmósfera para convertirse en lluvia. Ese equilibrio se ve alterado por la deforestación, los incendios forestales y el aumento de la temperatura global. Los expertos advierten que el ciclo del agua tendrá cambios d manera irreversible, bloqueando una tendencia a la disminución de las precipitaciones y estaciones secas más prolongadas que comenzaron hace décadas.

Si las temperaturas globales aumentan en 4 ° C, gran parte del centro, este y sur de la Amazonía ciertamente se convertirá en un matorral estéril.

¿Qué pasaría si la selva del Amazonas desaparece?

El Amazonas alberga un 10 por ciento de todas las especies de plantas y animales que se conoce en el mundo, además de que es hogar para 30 millones de personas, 2,7 millones de ellos son indígenas.

Según la Federación Mundial de Vida Silvestre, esta selva filtra el dióxido de carbono del aire que respiramos y controla nuestro clima.

Más gases de efecto invernadero.

La tala de árboles en el Amazonas, conduciría a una transición en la que se liberarían enormes cantidades de gases de efecto invernadero que calientan el planeta. Las emisiones de dióxido de carbono aumentarán tanto que el mundo entero se verá afectado. Es decir, con una peor calidad del aire y temperaturas globales más altas.

Pérdida de la biodiversidad

La selva amazónica es hogar de una asombrosa cantidad de especies de plantas, animales, insectos y hongos. Desde hace varios años, se han reportado amenazas de extinción hacia diversas. En 2012, The Guardian aseguró que “muchos enfrentan una lenta sentencia de muerte” a medida que disminuyen sus tasas de reproducción y la competencia por la comida se vuelve más intensa. Si continúa la destrucción de la selva del Amazonas, gran parte de esa diversidad se va con ella, provocando una reacción en cadena de destrucción.

Más de este tema

Incendios, sequías y otros problemas que está enfrentando México

Así es como los incendios forestales en el mundo están cambiando nuestro futuro

Estos han sido los incendios forestales de los últimos años que han consumido poco a poco al planeta

Te recomendamos en video