Las personas felices tienen el poder de encontrar la belleza en las cosas más simples

Las personas felices tienen una perspectiva diferente de la vida

Dicen que todo es efímero: el amor, la tristeza, la incertidumbre e incluso la felicidad. Sin embargo, aún cuando hasta las emociones son fugaces, hay algo en la felicidad que puede ser eterno. Las personas que son más felices son capaces de mantenerse en ese estado aún cuando todo parece perdido porque saben encontrar la belleza en las cosas más simples.

Para la mayoría de las personas, la felicidad es una reacción ante algo positivo que sucede pero para quienes saben apreciar la belleza que los rodea, es una decisión, una forma de vida.

La felicidad se encuentra en los lugares más improbables. Cada quien tiene su definición de lo que es felicidad pero siempre será un trabajo interno, y no un sentimiento que se obtiene de las influencias externas.

Todos queremos vivir más felices, pero la felicidad no es algo que se adquiere al obtener lo que quieres. La felicidad es algo que creas. Sentirte feliz es una elección que tienes que hacer todos los días. También es válido pasar por otras emociones como la tristeza y el enojo pero al final, sólo tú puedes transformarlos en felicidad. Por eso es que a veces, la felicidad proviene de la pérdida, de la oscuridad, del poder transformador de dejar ir.

TAMBIÉN LEE: Así es como puedes deshacerse de tu mal karma para ser feliz

Lo que importa es esto: poder tener sentimientos de asombro, admiración o encanto ante el mundo que te rodea. Son esos sentimientos lo que nos inspira, lo que nos hace más felices y más conectados con la energía positiva.

Apreciar la belleza en las cosas simples se trata de vivir el momento. La procupación por el futuro o el arrepentimiento por el pasado sólo te distrae del ahora, de vivir el único momento que tienes. Nunca sabrás lo que está por venir ni tampoco podrás cambiar lo que ya fue pero siempre puedes hacer algo para disfrutar lo que tienes hoy. Ahí es donde encuentras la felicidad.

La belleza está también en el amor. Cuando amas sin condición, cuando abrazas, cuando besas o te preocupas por otros, estás alimentando tu alma y eso atrae la felicidad.

Las personas felices son las que sonríen al mundo, que entienden la importancia de la conexión humana, que constantemente se enamoran de la vida. Todo vuelve al amor. 

TAMBIÉN LEE: Recuerda esto cuando sientas que tu mundo se desmorona

La belleza también está en el perdón y el agradecimiento.

La gratitud es uno de los ingredientes para crear una vida feliz, te permite concentrarte en sentirte bien y en lo que está funcionando en tu vida. El perdón te lleva a la sanación; tiene el poder de levantar y establecer tu espíritu, de liberarte y reiniciarte.

La vida nunca es fácil. Siempre habrá pruebas que enfrentarás, sin importar cuánto intentes esconderte o evitar este tipo de circunstancias. La felicidad no se te sirve en una bandeja de plata, debes trabajar duro por ella pero aprender a ver la belleza aún en los momentos más duros, te hará más fuerte y con el tiempo, te dará una feliz interminable.

Te recomendamos en video