4 verdades incómodas que enfrenta una mujer que viaja sola

Las mujeres que se atreven a viajar solas tienen una forma especial de ver el mundo

Las mujeres que se han atrevido a viajar solas lo describen como una experiencia religiosa que todas deben hacer al menos una vez en su vida. Y es que no tienes que tener una jugosa cuenta de banco para poder hacerlo, basta con poseer una fuerza mental y una gran motivación que te impulse a la aventura. Sin embargo, aún existen demasiados tabúes y señalamientos hacia las mujeres que deciden hacerlo.

Si eres de las que disfruta hacer las maletas hacia nuevos destinos por tu cuenta, seguro te has enfrentado a estas situaciones.

Miradas confusas y preguntas incómodas

Lo primero que hace la mayoría de la gente cuando una mujer sale de viaje sola es lanzarle una mirada de confusión, seguida de la pregunta "¿por qué?".  Y claro, es normal que surja la duda, sobretodo si tenemos amigas, hermanos o hasta una pareja que puede acompañarnos. La respuesta más obvia sería "¿y por qué no?". Viajar solo como mujer es, de hecho, una de las experiencias más liberadoras y todos necesitamos un tiempo para nosotros. Mientras que algunas mujeres optan por la meditación o las clases de danza, otras, simplemente prefieren viajar.

LEER MÁS: Viajar es la mejor forma de enfrentar tus miedos y cumplir tus sueños

"¿No te da miedo?", "Es demasiado peligroso"

Sí, lanzarse a lo desconocido siempre da miedo pero este no es precisamente un miedo que te paraliza. Viajar sola es seguro siempre y cuando tomes las debidas precauciones. ¿Qué es lo peor que puede pasar? Algunas partes del mundo son extremadamente peligrosas y lo son tanto si estás solo como acompañada. Algunos consejos para estar segura en un viaje son bastante obvios: no llevar mucho dinero en efectivo contigo, investigar sobre las normas de vestimenta para evitar "provocaciones",  llevar siempre pasaporte e identificaciones vigentes, evitar estar de noche por calles solitarias y por supuesto, acatar todas las normas de seguridad del lugar donde estemos.

En muchas culturas, ser mujer es complicado

Existen lugares del mundo donde las mujeres debemos seguir ciertas reglas así que si viajas sola por ahí, puede ser más complicado de lo que crees. Por ello, siempre es bueno investigar sobre su cultura y normas sociales para evitar problemas o malentendidos. En Bali, por ejemplo, no puedes entrar a un templo cuando estás teniendo tu período. En los países musulmanes, debes evitar mostrar lo menos posible de piel. Si viajas sola, debes tomar precauciones ya que no sabes cómo pueden reaccionar si faltas a alguna regla. El que seas mujer no hace que te tengan consideraciones.

leer más: 4 razones por las que viajar te ayuda a tener éxito en la vida

Por alguna razón, una mujer que viaja sola llama demasiado la atención

Como mujer, lo más probable es que te llamen o molesten en la calle. La mayoría de las veces es incómodo, pero no dejes que te asuste si sucede mientras viaja sola. Por alguna razón, la mayoría de los hombres parecen pensar que gritar comentarios burdos a las mujeres las atrae (nada nuevo). Sabemos que no, pero tenemos que lidiar con eso. Si estás caminando por las calles de un nuevo país y un chico te llama, no entres en pánico, solo hazlo como lo harías en casa. Para la mayoría de nosotras eso significa no prestarles atención y caminar un poco más rápido o desviarnos. Haz esto, pero asegúrate de que el chico no te siga. Viajar sola como mujer implica mostrarse siempre con mayor confianza, nunca revelar en qué hotel nos quedamos, evitar aceptar invitaciones de extraños y no pasar por calles demasiado solitarias.

 

Te recomendamos en video