Una Start-Up se dedica a rescatar frutas y verduras desechadas por su aspecto

Que tengan un aspecto distinto no significa que tengan peor sabor. ¡No deseches!

El mundo está obsesionado con la belleza. No sólo con la de las personas, las casas, la ropa e incluso, los animales: las frutas y verduras también son discriminadas por su aspecto.

Hace un tiempo hablamos sobre las nuevas líneas de frutas y verduras “feas” que están ofreciendo algunos mercados, una estrategia que se supone serviría para frenar el desecho de alimentos, y siguiendo esa línea, ya hay personas que se han entusiasmado con esa idea.

La Start-Up Querfeld está enfocada en salvar todos esos alimentos que no son ofrecidos por los mercados por no lucir perfectos. ¿De quién fue la idea? De tres estudiantes de la Universidad de Weimar (Alemania) que pensaron en ello, y siguieron adelante con el proyecto

fruitleg810x425.jpg

Querfeld

El emprendimiento introduce nuevos actores en las cadenas de producción, y ellos serían los intermediarios entre los clientes y los productores de frutas y verduras.

Como se especifica en su sitio web, los miembros de Querfeld se reúnen con los productores y averiguan sobre los alimentos que seguramente no serán ofrecidos a los clientes por cómo lucen.

Llegan a un acuerdo y con eso, consiguen su stock para ofrecerlo a la personas que no consideren importante el aspecto de las frutas y verduras, y que privilegian el sabor.

De esta manera, evitan que haya desecho de alimentos, le dan un incentivo a los productores para que no boten las frutas y verduras que no usarán y también, se entrega alternativas a las personas para que tomen sus propias decisiones a la hora de consumir.