Estudio comprobó que el récord de especies marinas únicas en el mundo está en Chile

El estudio realizado en conjunto con la organización Oceana y varias universidades estudios del mundo, concluyó que la Isla de Juan Fernández y Desventuradas presentan los niveles más altos de endemismo del mundo.

En octubre pasado, se conoció la noticia de la protección de nuevas áreas marinas por el Consejo de Ministros por la Sustentabilidad, liderado por el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier.

Se trataba de la creación del Parque Marino Nazca-Desventuradas y de una red de áreas protegidas en el mar de Juan Fernández, las cuales en conjunto, superan los 300 mil kilómetros cuadrados, sumándose a los 150 mil kilómetros que hasta ahora estaban bajo protección oficial.

4402137126696b769b66b660x550.jpg

© Flickr/ ChileSNM

Ahora la organización de conservación marina Oceana presentó los resultados del informe producto de dos inéditas expediciones realizadas en 2014 y 2015 en las islas Robinson Crusoe y Santa Clara, y en los montes submarinos JF1 y JF2 del Archipiélago de Juan Fernández.

Este estudio reveló que las islas presentan los niveles más altos de endemismo observados para ecosistemas marinos a nivel global, en donde incluso supera la fauna y flora marina existente en reconocidas islas como la de Hawái o la de Isla de Pascua.

Felipe Paredesalcalde de Juan Fernández, valoró este nuevo estudio e indicó que este es un gran paso para dar a conocer a nivel mundial la riqueza marina que existe en esta localidad:

Es un paso importante este estudio científico que nos pudiera dar a conocer en detalle la real cantidad de vida que existe en nuestros ecosistemas marinos. Es por esto que recibimos los resultados de una manera sorpresiva. Aunque lo intuíamos, nos sorprendió conocer la cantidad de vida que teníamos en estas aguas, lo que plantea el desafío de administrar, manejar y preservar estos ecosistemas para las futuras generaciones.

La gran biodiversidad de Juan Fernández

capturadepantalla20150910alas11.56.53574x323660x550-1.jpg

Carlos Coste en Isla Robinson Crusoe | ONG Oceana | (c) Youtube

El informe llamado “Biodiversidad Marina Bentónica en Isla Robinson Crusoe, Isla Santa Clara y montes submarinos JF1 Y JF2” se basó en las expediciones realizadas por la organización Oceana, con un equipo integrado por expertos de gran prestigio internacional como el Dr. Alan Friedlander, profesor de la Universidad de Hawai y el programa Pristine Seas de National Geographic, Carlos Gaymer de la Universidad Católica del Norte y Núcleo Milenio de Islas Oceánicas ESMOI, Dr. Matthias Gorny de Oceana y el Dr. Álvaro Palma de Fisioaqua.

Los científicos constataron que las islas Robinson Crusoe y Santa Clara constituyen un hotspot de biodiversidad de peces al presentar los índices más elevados de endemismo en ecosistemas marinos encontrados hasta ahora en el mundo. Los tipos de peces, en tanto, correspondieron a un 87,5% de especies endémicas, valores similares a los obtenidos en las Islas Desventuradas y superiores a los reportados en emblemáticos lugares como Isla de Pascua y Háwai.

Alan Friedlander, científico de la Universidad de Hawai que lideró la expedición en las islas, señaló que cerca del 62% de las especies de peces de arrecife conocidos en Juan Fernández también en las islas Desventuradas solo viven allí, es decir, dos a tres veces mayor que lo que ocurre en otras áreas conocidas por su endemismo, como Hawai e Isla de Pascua, donde 25% y 22% de los peces, respectivamente, son endémicos.

Impacto de la pesca de arrastre

332147408226203e8329b660x550.jpg

© Flickr/ Francisco

Por otra parte, el estudio también verificó el estado de los montes submarinos JF1 y JF2 tras ser arrasados por la pesca de arrastre efectuada por más de diez años para la captura del alfonsino ( pez roja que se encuentra en la mayoría de los océanos) y el orange roughy (pez anaranjado que se encuentra en el Atlántico, sur del océano Pacífico y océano Índico)

El impacto del arrastre quedó en evidencia ante la ausencia de alfonsino y orange roughy, y la baja presencia de corales grandes, considerando que no superaban los 10 cm y que demoran – en la mayoría de los casos- cientos de años en crecer. También llamó la atención la escasez de “depredadores tope” como tiburones o bacalaos, registrándose tan solo cuatro ejemplares de tiburón de profundidad.

No obstante, se observó alta presencia de pequeños corales similares a los existentes en Islas Desventuradas, las cuales podrían convertirse en una fuente o “semillero” para estos ecosistemas marinos. La presencia de la langosta enana y del pez Callanthias en los montes submarinos JF1 y JF2 también revelaría una importante conexión con las Desventuradas donde se han observado a ambas especies.

Alex Muñoz, director ejecutivo de Oceana, señaló que este estudio es muy importante para el país como para la comunidad de Juan Fernández, quienes han sido claves para cuidar la biodiversidad marina:

Juan Fernández es un tesoro oceánico, no sólo por si riqueza natural sino por su pueblo que ha sabido cuidar este ecosistema único en el mundo.  Esperamos que Chile apoye a esta comunidad que quiere la protección de esta zona.