Prepara un cobbler de manzana y caramelo

Un postre muy tradicional con un toque extra dulce. ¡No te lo pierdas!

El cobbler es un postre tradicional que nació en las colonias de Estados Unidos. Ya que los nuevos habitantes de estos lugares no tenían ni las herramientas ni los ingredientes para las delicias a las que estaban acostumbrados, inventaron esta rica delicia, que puede llevar muchos tipos de rellenos y migajas: hay de pera, de moras, de mango etc.

Si quieres uno extra especial, te recomendamos esta genial combinación, que le da un toque más contemporáneo a una delicia un poco tradicional.

Tiempo de elaboración | 45 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 2-4

Ingredientes

  • 5 grandes manzanas Granny Smith, peladas, sin corazón y en rodajas finas
  •  

  • 1/2 taza de azúcar blanca
  •  

  • 1 cucharada de harina para todo uso
  •  

  • 1/2 cucharadita de canela molida
  •  

  • 1 cucharada de jugo de limón
  •  

  • 1/4 taza de agua
  •  

Para la corteza
 

  • 1 1/2 tazas de harina para todo uso
  •  

  • 1 taza de azúcar morena
  •  

  • 1 taza de avena de cocción rápida
  •  

  • 1 taza de mantequilla ablandada

 
Para la salsa de caramelo:

     

  • 1 paquete de caramelos envueltos individualmente, sin su envoltura
  •  

  • 1 taza (5oz) de leche evaporada

Cómo hacer un cobbler de manzana y caramelo

Precalienta el horno a 175 grados C.
En un tazón mediano, mezcla las manzanas con el azúcar, la harina, la canela, jugo de limón y el agua; extiende uniformemente en una bandeja de 8×8 pulgadas. En otro tazón, mezcla la harina, el azúcar morena, la avena y la mantequilla; mezcla de manera uniforme sobre las manzanas.
En una cacerola grande a fuego lento, derrite los caramelos con la leche evaporada. Revuelve con frecuencia, hasta que la mezcla tenga una consistencia suave. Rocía la salsa de caramelo en la parte superior del cobbler.
Hornea en horno precalentado durante unos 45 minutos (o cuando las migajas estén tostadas y la mezcla de manzanas burbujeé).

Fuente: allrecipes