Científicos descubren 4 nuevos gases que destruyen la capa de ozono

Investigadores de la universidad británica de East Aglia analizaron estudios del aire desde 1970 para descubrir estos nuevos gases.

En 1985 el descubrimiento del agujero en la capa de ozono en la Antártida alarmó a las autoridades internacionales y dos años después, con el acuerdo y la posterior firma del Protocolo de Montreal en 1987 se regularon las emisiones de aquellas sustancias que lo provocaban.

Han pasado más de 25 años desde este acontecimiento que unió a 40 países de una manera extraordinaria con buenos resultados. En 2010 los CFC o cloroflurocarbonos, principales causantes de la destrucción de la capa ozono fueron prohibidos por completo y se espera que en 2030, los hidroclorofluorocarbonos (HCFC) sean también eliminados.

Desafortunadamente, en estudios recientes realizados por la universidad inglesa East Anglia, tomando como base algunos análisis del aire realizados desde la década de los 70, se descubrió la acumulación de nuevas sustancias a un ritmo preocupante por sus posibles efectos en la atmósfera.

El jefe de la investigación, Johannes Laube sugiere que los 4 gases descubiertos son producidos por el hombre y que no habían sido detectados anteriormente. El equipo de Laube desconoce con exactitud su fuente de origen y pide que sea investigada.

De los nuevos gases, 3 tienen la composición de los CFC y último es el HCFC. Casi 74 mil toneladas se acumulan tan rápido que es necesario investigar con urgencia de dónde están saliendo. Se cree que los gases podrían emitirse de plantas industriales y es muy probable que sea de manera ilegal.

Otras de las fuentes que se consideran son los químicos utilizados en la producción de insecticidas o solventes. El problema de su acumulación es que tardan mucho tiempo en destruirse una vez que están en la atmósfera y ya ahí, aunque se tomen medidas para frenar su liberación, podrían permaneces muchos años.

Aunque por ahora las concentraciones son pequeñas, la emisión de estas sustancias se debe vigilar para entender su origen y los efectos que tendrán más adelante en la capa de ozono.

Fuente:
Nuevos gases que destruyen la capa de ozono (Teorema Ambiental)