Expedición francesa investigará un enorme basural en medio del Océano Pacífico

Charles Moore descubrió accidentalmente el ”séptimo continente” en 1999 durante una expedición y desde esa fecha se han destinado varias expediciones e investigaciones oceanográficas.

Conocido como el «gran parche de basura del Pacífico», la «gran isla de basura», la «gran sopa de plástico» o el «séptimo continente», es este remolino de basura que se ubica a 1000 kilómetros de la conocida isla Hawai, que pesa aproximadamente 3,5 millones de toneladas y ocupa entre 1,7 millones a 3,4 millones de km cuadrados, siendo en base a estos datos, comparable con la superficie de 3 a 5 Españas.

Esta monstruosa masa de plástico, que nos recuerda lo poco cuidadosos con el planeta que hemos sido y estamos siendo, pues aumenta su volumen día tras día, será explorada por Patrick Deixonne en un viaje denominado “El Séptimo Continente” que registrará el horror que viven miles de animales a causa de envases de plástico que se incrustan en sus cuerpos, deformándolos y causándoles la muerte.

Charles Moore descubrió accidentalmente el ”séptimo continente” en 1999 durante una expedición y desde esa fecha se han destinado varias expediciones e investigaciones oceanográficas.

La de Deixonne parte el 2 de mayo desde San Diego (EE.UU.) a bordo de L’Elan, una goleta de dos palos del año 1938. Recorrerá 4.630 kilómetros entre California y Hawai y se guiará mediante dos satélites: Terra y Aqua de la NASA. La idea de la investigación es arrojar datos pues son la base para un cambio, según ha señalado.

El remolino funciona con la fuerza de las corrientes y los vientos creando un vórtice del Pacífico Norte, que gira en sentido de las agujas del reloj, y posee toda clase de objetos: desde redes de pesca, pasando por cepillos de dientes, boyas y un largo etcétera, además de pequeñisimas piezas que entran en la dieta de diversos organismos y animales marinos entrando en la cadena alimenticia que eventualmente es capaz de llegar al ser humano.

Por ejemplo, el petroleo del derrame en el Golfo de México, ya llegó a la cadena alimenticia mediante el  zooplankton.

Esta acumulación de desechos no es la única, ya que existe una de similares características en el mar de los Sargazos al norte occidental del océano Atlantico, entre la latitud de Cuba y el norte de EE.UU.

Fuente: El séptimo continente: Un basurero flotante en el Pacífico (ABC)