Crumble de mango y fresa

¿Quién dijo que el crumble sólo puede ser de manzana?

Aunque de niña siempre dibujaba árboles de manzana, la verdad es que nunca he visto uno. En mi tierra hay árboles de mango y palmeras. Y ya que el crumble es uno de mis postres preferidos, me dio por intentarlo con frutas más tropicales. Está bien, la fresa no es tan tropical, pero es temporada y se lleva muy bien con el mango, ¡tienen que probarlo!

Ingredientes

  • 3 mangos atulfo
  • 200 gramos de fresas
  • 2 C de miel de maple
  • 1/2 taza de almendras
  • 1/2 taza de mantequilla
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1/2 taza de harina

Cómo preparar el crumble de mango y fresa

  1. Precalienta el horno a 200°C
  2. Pela los mangos y pícalos en cuadros grandes.
  3. Desinfecta las fresas y córtalas en trozos del tamaño de los de mango.
  4. En un sartén, saltea las frutas con la miel de maple durante dos minutos.
  5. Vierte en un molde profundo que pueda meterse al horno.
  6. En la licuadora (sí, aún hay que cargar como a un bebé la licuadora en aquel depa) muele la mantequilla, almendras, harina y azúcar hasta que tengan consistencia arenosa. No demasiado para que no se haga una pasta.
  7. Vierte sobre la fruta y hornea durante 20 min.
Sirve caliente, acompañado con helado de vainilla.