Postres de temporada: Tarta de chocolate con frambuesa

Un exquisito postre con una de las frutas de esta temporada. ¿Por qué no aprovechar lo que la naturaleza nos brinda estos meses y deleitarnos a la vez?

Ni lo voy a negar, ni lo voy a tratar de ocultar: AMO las frambuesas. De las moras y los frutos rojos son mis consentidas. Y la combinación de las frambuesas y el chocolate siempre me ha parecido CELESTIAL, no sé quién la inventó pero gracias totales eternas.

La mejor noticia es que la temporada de frambuesas está a la vuelta de la esquina, además de que mi cumpleaños también. Lo que quiere decir que podremos encontrarlas frescas incluso en los mercados. Y además que, si queremos hacer cualquiera de las variantes del pastel de chocolate y frambuesa, podremos hacerla sin escatimar en este preciado ingrediente.

Tiempo de elaboración | 2.5 horas
Dificultad | Fácil
Personas | 8

Ingredientes

  • 1 ½ tazas de migas de galletas de chocolate
  • 1 cucharada de azúcar
  • ½ taza de mantequilla derretida
  • 1 ¼ taza de chispas de chocolate semidulce
  • 1 taza de crema pesada
  • ¼ cucharadita de sal
  • Alrededor de 3 tazas de frambuesas frescas

Cómo hacer tarta de chocolate con frambuesa

Precalienta el horno a 175 grados. Rocía un molde para tartas con aceite en aerosol antiadherente y déjalo aparte.

En un tazón grande, mezcla las galletas trituradas de chocolate, la mantequilla derretida y el azúcar. Coloca esta mezcla en el molde de tarta, y presiónala. Asegúrate de que lo presionas de manera uniforme. Colócala sobre una bandeja para hornear y ponla a refrigerar por 20 minutos.

Hornea la mezcla a 175 grados durante unos 10 minutos. Deja que se enfríe por completo.

Aparte, coloque 1 taza de frambuesas en una licuadora y conviértelas en puré. Pasarlo por un colador fino, para separar las diminutas semillas de esta fruta roja. Coloca el chocolate en un tazón y deja aparte. Mientras tanto, coloca la crema en una cacerola pequeña y déjala calentar a fuego lento hasta que comience a tener pequeñas burbujas (no dejes que hierva).

Vierte la crema sobre el chocolate y deja que repose durante unos minutos. Revuelve hasta que el chocolate se haya derretido y luego añade el puré de frambuesa y sal. Esta mezcla se vierte sobre la tarta y se deja enfriar en el refrigerador por hora y media. Lo último que te queda hacer es colocar las frambuesas para decorar y meter tu espectacular tarta en la nevera una hora más.

Lo último es disfrutarla entre amigos para ocasiones especiales. No sé ustedes, pero no he encontrado algo más delicioso para compartir en mi cumpleaños (guiño).

Fuente: Laura in the Kitchen