Celebs

5 libros de mujeres artistas con los que retomaron su propia narrativa

En una época de revisionismo hacia la figura de las mujeres famosas, ellas cuentan su propia historia y cambian la conversación.

"La mujer que soy": libro de Britney Spears

Desde el comienzo del star- system siempre han existido estrellas que rebelándose contra el relato mediático que se ha hecho de ellas, o para rememorar una vida fascinante, han escrito su propia historia.

Aunque en los últimos años, desde que la princesa Diana causó un revuelo mundial al hablar de qué era estar en la familia real y cómo era su crueldad para sus miembros más populares, muchas otras mujeres cuyos cuerpos y vidas han sido sometidos a escrutinio público, han contrarrestado sus efectos y violencias a través de sus libros. Estos son los que más impacto han causado en los últimos años.

La mujer que soy, Britney Spears (2023)

Britney fue la más grande víctima del relato misógino de los 90 y dosmiles. Ya muerta la princesa Diana, los medios necesitaban otra víctima para sacrificar en su altar de fiscalización y vergüenza, y qué mejor que una mujer que se hizo estrella tan joven, que se sexualizó siendo casi una niña y que no tuvo un apoyo real en su círculo cercano para soportar los embates de la fama y la dureza de una industria que ha destruido a otras mujeres antes que ella.

Recomendados

Así, al recuperarse de un conservatorship que le quitó hasta la dignidad, gracias a su fuerza y la de sus fans, contó la verdad desde su óptica.  Y es duro ver cómo se manejó incluso su derecho reproductivo, su autocuidado, y su época más terrible y el hecho de cómo no podía ni siquiera defenderse. En este libro, ella lo hace y da zascas a una industria que aún brilla por su machismo.

Me alegro de que mi mamá haya muerto, Jenette McCurdy (2023)

Jenette fue una de las tantas niñas estrellas que Nickelodeon producía serialmente en los dosmiles. El gran problema: ella no quería ser estrella, estuvo obligada. Y todo, gracias a una madre que incluso llegó a abusar sexualmente de ella y que era una manipuladora y hasta criminal de cuidado: Jenette tuvo que bañarse con ella hasta los 16 años y controló su salud reproductiva. Su madre la obligaba a trabajar, su madre la chantajeaba de maneras repugnantes.

Si a Christina Crawford, la hija adoptiva de la leyenda del cine Joan Crawford, su madre le pegaba por usar ganchos de alambre (cosa que comentó en su best seller ‘Mamita Querida’, luego hecho película), a Jenette le tocó no solo soportar a una madre manipuladora y violenta , sino a una industria abusiva y nada protectora con los menores de edad a través de intrigas y abusos. Escribir la liberó.

Brave, La Valentía de Hablar , Rose Mc Gowan (2018)

Es una de las representantes del movimiento cultural que representó el #MeToo a finales de la década pasada y que cambió la historia del entretenimiento para siempre. Rose tuvo que sufrir en carne propia los abusos de personajes tan cuestionables como Marilyn Manson (quien al sol de hoy está denunciado por Evan Rachel Woods por lo mismo), Robert Rodríguez, quien también su pareja y la maltrató y el mismo Harvey Weinstein, quien abusó de ella y que gracias a su activismo, al de otras colegas y a la pluma de Ronan Farrow, está en la cárcel.

De esta manera, Rose denuncia la hipocresía de una industria altamente depredadora y misógina y esto le ha costado papeles, reputación, su tranquilidad y hasta su prestigio en Hollywood. Sin embargo, ella asume este costo precisamente con valentía.

Encontrándome, Viola Davis (2022)

Es una actriz que lo ha ganado todo en Hollywood, pero por no tener belleza normativa, y por ser afroamericana, esta no se la puso nada fácil. La intérprete, ahora ultra respetada por todos, cuenta en su libro cómo tuvo que vencer los ridículamente sexistas parámetros de una industria que la rechazaba. Pero ella ya había tenido una vida dura: en el libro también narra cómo tenía que buscar comida con sus hermanos en la basura. “La clave es sobrevivir. Yo hice lo que estaba a mi alcance a los ocho años. Luché. Y esa lucha me sirvió para seguir en pie”, le dijo a la revista People.

La actriz tuvo que perdonar a su padre alcohólico y abusivo. Y escribiendo el libro, tuvo que sanar. Así, desnuda su propia historia y la resignifica.

Libro abierto, Jessica Simpson (2020)

Jessica también fue otro de los chivos expiatorios favoritos del relato mediático explotador y misógino que casi acaban con Britney Spears. De hecho, fue estrella casi al tiempo junto a ella, Christina Aguilera y Mandy Moore, como un ‘pack’ de estrellitas adolescentes rubias, muy delgadas, lindas y deseables hechas para el consumo de las adolescentes y de todo el mundo en esa época.

En su libro cuenta cómo ha tenido que luchar contra las presiones de la sociedad y de los medios, que la han condenado por sencillamente tener el cuerpo de una mujer, de cómo la obligaban desde los 17 años a bajar de peso y así tener trastornos y dietas para obedecer a esta imagen, mientras que todos la crucificaban por no tener esa figura talla cero, tan irreal y tóxica, que imperaba en la época.

Esto incluía también compararla con Britney y Christina. También tuvo un padre tóxico, con el que se reconcilió, pero también cuenta qué fue estar casada con Nick Lachey, con quien protagonizó ‘Newlyweds’, donde quedaba como una rotunda “tonta” ante los todos, aunque distaba de serlo.

A su vez, habla de cómo tenía que fingir ser otra persona con John Mayer. Pero ahí estaba el problema, que afronta con valentía en su libro: su falta de autoestima.

Llegó a tener dismorfia corporal. Ni siquiera podía mirarse a sí misma. Pero en el libro quiere empoderar a las mujeres que han pasado por lo mismo y a amarse con sus altos y bajos, incluido el alcoholismo, enfermedad que narró de manera abierta en su libro. Jessica ahora está muy orgullosa por quién es y lo que se ha convertido.

Tags

Lo Último


Te recomendamos