Celebs

Madre de Miley Cyrus casi termina en un manicomio tras divorcio y así puedes superar este proceso

Tish Cyrus habló de la crisis psicológica que vivió tras separarse.

Tish Cyrus / Miley Cyrus

Tish Cyrus, madre de Miley Cyrus, decidió sincerarse sobre el duro proceso que vivió tras separarse del cantante Billy Ray con quien estuvo casada por al menos 30 años, situación que la hizo caer en una fuerte crisis psicológica.

Fue durante el podcast ‘Call Her Daddy’ donde Tish decidió compartir un poco de la realidad que vivió, la misma que suelen atravesar muchas mujeres al momento de separarse del hombre con el que decidieron llegar al altar.

La madre de la famosa intentó tomar medidas desesperadas al verse en tal situación, por lo que incluso llegó a pensar en ser internada en un manicomio. Sin embargo, los procesos de separación no deben derrumbar la vida de una persona y existen ciertas herramientas para procesar y superarlo.

Recomendados

El testimonio de la madre de Miley Cyrus y cómo no caer una crisis psicológica

Tish Cyrus tuvo que lidiar con la muerte de su madre en 2020 y la separación de su esposo, situación que la dejó hundida en una depresión severa.

“Fue una locura, porque, sinceramente, mis dos mayores miedos en la vida eran estar sola y que mi madre falleciera. Pensé: ‘No sé si sobreviviré cuando mi madre muera’. Y honestamente, tuve un mes de crisis psicológica total. Fue lo peor. No era bueno. Simplemente escondí los problemas relacionados con mi madre debajo de la alfombra, luego llegó el divorcio y estaba llamando al doctor (Daniel) Amen y diciendo: ‘¿Puede por favor llevarme a un manicomio?”, confesó.

Cyrus reveló cómo sentirse sola la llevó a perder peso a refugiarse en la tristeza, mientras sentía que había perdido 30 años de su vida al lado de su ex.

“No podía comer. No podía dormir. No podía dejar de llorar. Literalmente pesaba como 130 libras. Decía: ‘No tengo a mi madre, y tampoco tengo a mi esposo, que ha estado casado conmigo durante 30 años. Dios santo, tengo miedo. Realmente durante ese período revisé bien mi vida y qué iba a hacer… Hacía mucho tiempo que no estaba en un buen lugar; creo que dejé de tener miedo a estar sola”, agregó.

Pese a su situación, Tish logró rehacer su vida y entender que un divorcio no es el fin de mundo, por lo que incluso pudo llegar nuevamente al altar tras conseguir en el actor Dominic Purcell, un hombre que la respetaba a ella y a la relación.

“Literalmente tomé la decisión de seguir adelante con mi vida, funcionó para bien. Nunca toleraré la falta de respeto. Ni siquiera lo sabía, hasta que tuve una nueva relación, que podía haber tanto respeto, así como el poco respeto que había en mi matrimonio anterior, en ambas partes”.

Si bien es cierto que los procesos de ruptura no son nada fácil, algunos expertos recomiendan buscar ayuda con terapia, realizar actividades placenteras, no aislarse, aceptar el divorcio y crecer personalmente. Canalizar las emociones te ayudará a centrarte en ti misma.

Tags

Lo Último


Te recomendamos