Celebs

La historia de la relación entre Brad Pitt y su hijo Pax: así pasaron del amor al odio

Los lazos del actor con sus herederos aparentemente están muy dañados.

Brad Pitt estaría intentando recuperar la relación con sus hijos tras su divorcio de Angelina Jolie

Desde que se separó de Angelina Jolie hace más de un lustro, Brad Pitt ha estado en una contienda legal por la custodia de sus seis hijos. En ese tiempo, la relación del actor con algunos se ha roto.

Tal como sucedió con Pax Jolie-Pitt, uno de los retoños adoptivos de la expareja, quien dejó claro lo mucho que desprecia al ganador del Oscar en un mensaje en redes sociales que se hizo público recién.

¿Cómo ha sido la historia de Brad Pitt con su hijo adoptivo Pax Thien?

Pax Thien llegó al mundo en Vietnam el 29 de noviembre de 2003. El joven vivió en el país asiático durante tres años y medio, cuando Jolie decidió adoptarlo y pasó a formar parte de su familia.

People reveló que la luminaria había adoptado al pequeño de entonces tres años en marzo de 2007. En ese momento, ya era pareja de Pitt y tenían otros dos hijos adoptivos, Maddox y Zahara.

Aparte, acababan de dar la bienvenida a su primera hija biológica, Shiloh. El protagonista de Troya recibió con amor al nuevo integrante de su clan y lo adoptó legalmente en febrero del año 2008.

El trámite para concretar la adopción por parte del artista se llevó a cabo con Angelina en Los Ángeles, California. A partir de entonces, el nombre del menor pasó a ser Pax Thien Jolie-Pitt.

Brad Pitt se mostraba como un padre orgulloso

Durante aquella época tras la incorporación de Pax a la familia, Brad Pitt expresó en varias entrevistas que amaba a todos sus hijos por igual y le encantaba ejercer el rol de papá para ellos.

Trabajamos duramente y eso de llegar a casa y cenar con tus hijos, tener que disciplinarlos y seguir teniendo energía... no puedo explicar lo gratificante que es. Lo es todo para mí”, dijo a Larry King en 2007.

La relación entre “Brangelina” siguió avanzando viento en popa y la pareja decidió unirse legalmente. En agosto de 2014, tras más de ocho años de romance, se casaron en una íntima boda.

Durante la ceremonia, sus hijos desempeñaron un gran papel. En el caso de Pax, él entregó a su mamá en el altar junto a Maddox. Los seis además ayudaron a la pareja a escribir sus votos.

Así como también a ilustrar el bordado en el velo que llevó la protagonista de Maléfica para la ocasión. Durante aquel año, Pitt dio una entrevista en donde dejó ver la plenitud familiar que vivía.

Me siento como el hombre más rico desde que soy papá. Me preocupo por ellos todo el tiempo. Ese es el vínculo emocional y la responsabilidad que te invade cuando tienes una familia que cuidar”, dijo en entrevista con Psychologies, según recogió Quién.

“Ves más allá de ti mismo y te vuelves más generoso y deseas sólo lo mejor para tu familia. Ser padre me ha cambiado en muchos niveles y me ha hecho más generoso y vivo”, apuntó el intérprete.

“Veo a mis hijos como una parte esencial de mi vida y significa mucho poder educarlos y ayudarlos a abrirse camino en el mundo a medida que crecen”, concluyó en la charla con la publicación.

La debacle de la relación entre Pitt y Pax

Lamentablemente, su vida ideal no duró mucho. En septiembre de 2016, solo dos años después de su matrimonio, Angelina Jolie solicitó el divorcio de Brad Pitt y comenzaron sus contiendas legales.

La petición de la también ganadora del Oscar llegó luego de un incidente a bordo de un avión privado en el que Pitt presuntamente habría perdido la cabeza y agredido físicamente a su hijo Maddox.

Desde entonces, los lazos de Pitt con Pax no han hecho más que deteriorarse y la mayor prueba de eso son las duras declaraciones que el joven hizo sobre su padre en una publicación en Instagram.

“No tienes consideración ni empatía hacia tus cuatro hijos pequeños, que tiemblan de miedo en tu presencia. Nunca entenderás el daño que has hecho a mi familia, porque eres incapaz de comprender”, era parte del mensaje que el joven de 19 años subió durante el Día del Padre en 2020.

Sus palabras describen a un Brad totalmente diferente a la imagen de padre ejemplar que el famoso proyectó por años. También parecen corroborar las declaraciones de Jolie en una entrevista en 2021.

Durante una conversación con The Guardian, la activista fue cuestionada sobre su divorcio y, aunque se negó a discutir los detalles, afirmó que la experiencia fue traumática y la había dejado “destrozada”.

Ante la pregunta sobre qué le habían quitado los cinco años transcurridos, Angelina contestó a punto de romper a llorar: “Quiero decir, en cierto modo ha sido la última década. Hay muchas cosas que no puedo decir”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos