TV y Series

Violeta Isfel no se contiene y llora al recordar la historia del metro que le valió un papel

La actriz interpretó a Lucía en la novela Las tontas no van al cielo” en el 2008.

La actriz afirmó que luchó por conseguir el trabajo por su hijo Omar.

De sacrificios y buenas oportunidades para conseguir brillar sabe muy bien la actriz Violeta Isfel. Ya han pasado 26 años desde que debutó en la pantalla chica y en su trayectoria cuenta con unas 17 telenovelas y nueve obras de teatro, sin contar las participaciones en diferentes programas televisivos. Todo esto lo logró mientras, muy joven, criaba sola a su hijo Omar.

Su carrera despegó con su papel de Antonella Rincón Peña en la serie juvenil Atrévete a soñar, en el 2009. Sin embargo, ya había interpretado otros personajes como el de Lucía López Carmona, en la novela Las tontas no van al cielo, un año antes. Esta semana, mientras aconsejaba a su amiga, recordó cómo obtuvo este último personaje.

“Hay que aprovechar todas las oportunidades. Procrastinar o postergar es el peor enemigo de cualquiera”, le manifestó a su compañera tras narrar la increíble historia detrás de “Lucía”. Una conocida de Violeta le comentó que estaban haciendo casting para una nueva novela y también requerían niños. Ella tomó de la mano a su hijo Omar para que participara.

Recomendados

Mientras esperaba el turno de Omar, supo que estaba buscando para el papel de una adolescente entre 16 y 17 años, pero la chica encargada del ingreso le dijo que ella no podía entrar porque no estaba en la lista. Sin embargo, esto no detuvo a Isfel, quien pacientemente esperó a que todos terminaran. Luego de varias horas el director del dramático, Rodrigo Zaunbos, le dio la oportunidad.

La historia del metro con la que conquistó a Lucía

La actriz tuvo la posibilidad de participar, pero había un problema: no tenía la escena. Pero esto no fue un impedimento para ella. Recordó un monólogo que ella escribió tiempo atrás y que pensó que tal vez algún día le serviría. Se trató de una historia que sacó mientras ella viaja en metro por la Ciudad de México.

Puedes leer también: ¿Fiesta infantil? Violeta Isfel tuvo el cumpleaños más divertido ¡Así fue su creativo pastel!

“Antes viajaba en el metro por muchos años de mi vida. y esa época había personas sordas que te daban hojas con frases, poemas o historias. Me dieron una hoja que decía: ‘El último beso’. Era la historia de un chavo que se despide de su mamá, se levantó para ir a la escuela, su mamá le dice que se despida con un beso, que no quería que se fura así y le dijo: ‘¿Y mi beso?’. El chavo se regresó de malas y le dio un beso”.

Isfel continuó explicando que el protagonista del cuento “pasó el día, medio se calmó y cuando regresó a su casa, encontró que su mamá se murió. Esa hoja traía un montón de reflexión. Bueno, en la libreta mágica que tengo yo la transcribí, pero de una forma más compacta, que pudiera decir en un minuto por si en algún momento me pudiera servir”.

Pues al siguiente día la llamaron para decirle que le daría vida a Lucía. “Todo esto se lo debo a Omar porque ver es cosita de tres años... yo lo veía y decía: ‘Padre, si no me quedo con este personaje, ¿Qué va a comer este niño?”. Tras escuchar el relato sus seguidores la alabaron en la caja de comentarios por su humildad y sencillez.

Tags

Lo Último


Te recomendamos